domingo, enero 16, 2022

Un Hospital al desnudo!

3320254_n_vir3

Hechos recientes que ocurrieron en torno al Hospital zonal Julio de Vedia de Nueve de Julio ponen al desnudo comportamientos mezquinos y que se convirtieron en tema central de la comunidad y la región.

Lo previo a lo que vamos a contar es recordar que los directores de los últimos años duraron poco.

Hace trece meses surgió un camino de esperanza. Tras una crisis muy fuerte donde un profesional de 25 de Mayo que llegó con conocimientos y experiencia sobre la salud pública, tras las primeras directivas fue amenazado y renunció. Duró horas. No se fue asustado. Se fue alarmado. Una de las mayores agresiones fue de una colega. Lo descolocó que haya sido una mujer.

Esa crisis comenzó a superarse, aparentemente, cuando el médico Fernando Ramírez se puso al hombro la dirección y conducción del nosocomio. Su conducta transparente y ‘fusible’ de todos los desajustes en el interés del paciente le hizo ganar el respeto y cariño de los asistentes, internados, familiares, concurrentes y mayoría silenciosa del personal del hospital; pero fueron pocos los profesionales que de la mano gremial se opusieron a los cambios y transformaciones y lo desgastaron. También intentaron desprestigiar. Solo pedía que trabajasen y que se sientan orgullosos del hospital que le abría las puertas al conocimiento, ejercicio profesional y vinculación con pacientes.

Fernando Ramírez de la mano de Víctor Hugo Toledo, enfermero ético, sensible y caballero, aceptó el reto en nombre y reconocimiento de sus pares, de lo que los médicos no quisieron. Desde la dirección adjunta emprendieron los cambios. La conducción era símbolo de representación de los profesionales de la salud.

Se sanearon las cuentas. Al rojo heredado lo cambiaron por verde claro por la transparencia y símbolo de luz que habilita. Limpiaron, pintaron, proyectaron, transformaron y designaron 11 profesionales para diversas especialidades. Recibieron donativos, medicamentos y aparatología.  En el camino se escuchaba si el chofer de la ambulancia con apetitos de digitar, controlar y dirigir al centro médico iba a dejar que siguieran en ese desenvolvimiento ante su representación gremial, de los cambios superadores. Después fue desplazado por las constantes carpetas médicas por psiquiatría. Puede un enfermo psiquiátrico consuetudinario estar al frente de un traslado se preguntaron desde la dirección. En tanto, Ramírez les pedía que trabajasen y no entorpecieran.  Un cirujano que de responsabilidades sabe ya que estuvo al frente del Circulo Medico tiene baja asistencia en el quirófano. Los traumatólogos son importantes ante la demanda de un accidente – mínimo- diario de motos. Pocas veces estaban en tiempo y forma. Algo parecido sucede en ginecología. Es más, una profesional de esa área es quien tuvo el incidente con su colega y entonces director de 25 de Mayo. Algunos afirman que desbordada de la descripción que recibió por esquives y querer justificar ausencias, le pegó una bofetada. Se suma la Asociación de Profesionales, todavía no como ONG. Para la opinión pública su creación es para apoyar los cambios. Desde la interna hospitalaria, no. Protege intereses, se afirma, que pueden contrarrestar con las asistencia rápida a los pacientes. Sin embargo impulsa una reforma en la guardia general que puede ser modelo.

A esto se sumaba la ciudadanía a través de eventos cuyos montos iban al hospital, vecinos con obras sociales se atendían en el centro público y denunciaban la misma para que ingrese dinero; empresas y familias que hicieron donaciones de las más variadas para bien de los pacientes. En síntesis, la gente apoyaba y apoya todo aquello que sea transparente y que viese que se hace bien. Ese es el eje de los cambios y transformaciones sociales. Que nadie use lo público en beneficio personal!. Que se respete esa premisa que nunca debió ser modificada. Así de simple. Así de compleja!.

Fernando Ramírez se fue de la dirección y del hospital. Lo que debe rescatarse de lo ocurrido es que puso en blanco y negro que se pueden hacer bien las cosas en interés de los pacientes y el servicio de salud, incluida la pública. Derecho básico protegido por las constituciones, nacional y provinciales.

Lo curioso es que la desnudes de incumplimientos nunca haya sido sancionada por la cartera de salud bonaerense, a quien pertenece el Hospital.  Tampoco fue advertida por la Regional en Pehuajó. Cualquier empresa sin premios y castigos se convierte en anárquica. Lo desordenado es para lo opinión pública, ‘viva la Pepa’. La dirección no quería ello.

A este cuadro su suma otro hecho relevante. Un grupo de enfermeras pidieron a que todo el personal del Hospital cumpla con sus tareas. El mensaje iba en sintonía con los reclamos del médico director.  Su vocera tuvo la osadía de haber dicho que no quería escuchar más que los médicos dijesen a pacientes que iban en consulta ‘vení a mi consultorio que te veré mejor’. Transparentó un secreto a voces y que la ciudadanía lo conoce con mejores detalles que lo explicitado en la frase. La mujer tuvo el coraje de decir otras verdades. Lejos del compañerismo del sector gremial, ya que por lo general quienes encarnan esa tarea en las empresas que lo hacen, son colaboradores para que la misma crezca y produzca más, para bien de los trabajadores. La excepción la dan las conductas mezquinas, mediocres y oportunistas que se terminan reflejando en la carta documento que le mandaron. Antonio Rocca y Martín Etchepare la intimaron que se retracte de sus dichos. La enfermera lejos de polemizar, eludió el debate y se disculpó públicamente de cualquier posible ofensa. Su gesto humilde y de grandeza fue de tal magnitud que ratificó el clamor de compañeros y pueblo nuevejuliense y de ámbito de cobertura del hospital, para que trabajen y cumplan con su deber. Es decir, sin querer, en su disculpa o ‘retractación’, puso más al desnudo la interna de aprietes y comportamientos oscuros y mediocres de quienes deben elevarse con grandeza en el interés que supuestamente defienden. Es más, varios lectores de CN señalaron que sería interesante una movilización en respaldo no solo de la enfermera sino del mensaje que transmitió en defensa de la salud pública.  El nivel de apoyo que ha tenido hará repensar a los gremios y a quien se haya puesto el sayo a cualquier otra arremetida ya que no se encontraran con una humilde trabajadora. Los espera un pueblo dispuesto a movilizarse para respaldar verdades!.

Este hospital al desnudo de internismos e intereses personales por encima de lo colectivo, es el que reciben dos profesionales que seguramente conocen este cuadro. Una de ellas fue propuesta por sus pares asociados. La pregunta es. La respaldarán en la buena fe de los cambios y dejarán que se siga un camino trazado de modificaciones, para un crecimiento y con cumplimiento de todos en sus áreas respectivas,  o lo hicieron para convertirla en rehén de sus intereses. La otra fue apoyada, también. Ambas tienen solvencia y lucidez para aceptar los desafíos y hacer los cortes como enseñan los psiquiatras, que sean conducentes. Hoy los observados no serán las médicas de la conducción. Serán los médicos, paramédicos y gremio señalado que no permiten esa transformación y que el hospital Julio de Vedia se convierta en centro zonal de atracción en el servicio de salud que se espera desde hace años.

No hay que olvidarse que se proyecta una política de Estado Municipal en Salud Pública articulada entre los Centros de Atención Primaria y hospitales municipales con el interzonal provincial. Habrá voluntad para que se concrete?. Ahora viene el desafío!.Los díscolos tienen la palabra. Seguir obstruyendo o cesan su proceder en el interés general y de pacientes concurrentes con respaldo veraz a la nueva conducción-gestión.

Este centro de salud al desnudo de no ser abrigado y cobijado por quienes realizan sus labores diariamente recibirá el poncho del pueblo, para su refugio y protección, pidiendo el alejamiento de quienes no se pongan en caja, sea del sector que fuere. Por el hospital la población está de pie!… Ya muchos caminan para apoyarlo!.. Entorpecedores, abstenerse!… o como cuando suena el gong ..’Segundos afuera’!.

Ah! el ex-intendente y actual director médico de la región a la cual pertenece el ‘Julio de Vedia’, bien gracias!… Guarda silencio. Tiene dos lecturas. Que le explote la bomba a Mariano Barroso, ante un año electoral y él en campaña; o no quiere inmiscuirse en los interés de sus colegas, siendo él parte del staff médico. Las dos tienen razonabilidad. Se valoran sus servicios prestados!.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias