jueves, mayo 30, 2024
jueves, mayo 30, 2024

Las cuotas de las escuelas privadas estarán en relación al subsidio estatal

cole

El gobierno bonaerense aplicará un sistema de topes al monto de las cuotas que cobran los colegios privados de todos los niveles educativos, por el cual ese monto quedará vinculado con el nivel de subsidios que reciben de parte del Estado. De esa manera no será obligatorio pagar por actividades que no sean curriculares.

Los cambios están contenidos en la resolución 37/17 de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, que dispone un nuevo sistema de cálculo de las cuotas –entre otros puntos que serán modificados- de los establecimientos de los niveles inicial, primaria, secundario común, secundario técnico y agrario o superior que brindan su servicio en la provincia.

La nueva forma de determinar las cuotas reemplaza un sistema que se implementó en 2004 por el cual cada una de las escuelas elevaba una estructura de costos a esa dependencia, que en base a ese dato autorizó aumentos. Luego, hasta el año pasado, cada una de las provincias fueron habilitando subas sobre la base de ese esquema.

“El resultado fue una gran dispersión en lo que cobraba cada escuela, aún con servicios similares”, explicó el Subsecretario de Educación, Sergio Siciliano, por lo que se dio lugar a “excesos y arbitrariedades”, se señaló oficialmente.

Ahora, el director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro, precisó que el nuevo sistema busca “ordenar y transparentar el aporte que hace la Provincia a las entidades privadas”.
“Cada institución educativa tendrá que adecuarse a este plan y cada familia sabrá cuánto tiene que abonar. Hace mucho tiempo que existe una gran dispersión en los montos de los aranceles que pagan los padres. Pasaron muchos años hasta que, ahora, se logra responder a esta necesidad que tenía la educación privada de la Provincia y que es este ordenamiento y adecuación de los aranceles según el aporte estatal recibido. Esto es un logro histórico”, explicó el Ministro.

En concreto, ahora se aplicarán topes en el monto de las cuotas que están definidos de acuerdo al nivel de subsidios que cada colegio recibe del Estado. Por ejemplo: si un colegio primario recibe un 80% de subsidio, cada una de las 10 cuotas anuales tendrá un tope de 835 pesos. Si la banda de subsidios se ubica en el 60 por ciento, el topo será de 1646 pesos. Para los primarios que menos aporte estatal reciben, 40 por ciento, el tipo se ubica en los 2.120 pesos.

De todos modos, puede haber variaciones en los casos concretos, ya que ahora hay colegios con cuotas por encima y por debajo de los topes que se aplican desde este año, teniendo en cuenta en nivel de subsidios. Para esos casos, se diseñó un sistema de adecuación gradual que, en un plazo que puede llegar a los tres años, vaya haciendo coincidir la cuota actual con el tope de cada banda de subsidios.
Hay otra salvedad, importante: la provincia prevé autorizar a fines de marzo un nuevo aumento para las cuotas, que estaría en línea con el aumento a los docentes que eventualmente se acuerde en paritarias.

Por eso, cada padre deberá ver cómo queda la cuota del establecimiento al que manda a sus hijos para saber si debe adaptarse a la banda de aportes de subsidios que llegan al colegio en cuestión.
El sistema de topes se aplica a las cuotas que se cobran por las actividades curriculares que realizan los chicos en las escuelas, pero no para las extra curriculares que puedan formar parte de su oferta educativa. Por ejemplo: clases de un idioma exótico. La novedad es que un padre puede optar por pagar solo lo curricular, que deberá estar claramente diferenciado de lo que no lo es por cada establecimiento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias