miércoles, julio 24, 2024
miércoles, julio 24, 2024

Cada nuevejuliense consume por día 210 litros de agua

AguaLa Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar 50 litros de agua por día y por persona, pero en la Argentina se calcula un consumo de entre 500 a 613 litros diarios. Otros países alcanzan los 140/150. En Nueve de Julio un estudio de ABSA revela que ese consumo es de 210 litros por día por persona.

En pocas semanas la planta de tratamiento del líquido para que llegue consumible a cada hogar estará en marcha. Dieciocho pozos se articularan en simultáneo para que, previo tratamiento en ese sector de la ciudad, ubicado en Avda. Urquiza y Heredia, lo distribuyan en la red a cada hogar.Las pruebas ya arrojan agua sin arsénico.

Siguiendo con lo sugerido por la OMS, cada familia debe articular puertas adentro un examen de conciencia para evitar derroches que surgen de “pérdidas en las canillas, dispendio en la higiene personal o limpieza de ropas y lavado de vehículos, vajillas, frutas y verduras, regado de plantas y jardines y el uso de desagües como vertederos, entre otros”, para reducir esa cifra -que alarma-  que alcanza a 210 litros por día por persona.

Para ducharse se insumen entre 60 y 70 litros. Los tanques que se venden para casillas rodantes son de 18/20 litros. La gente los usa y le alcanza. Sin embargo el dispendio es entre 40/50 litros.

Lavarse las manos consume entre 3 y 4 litros en un minuto. Si se tomara conciencia se reduce a la mitad, ya que mientras se refriega se cierra la canilla.

El lavarropas gasta entre 50 y 200 litros conforme al uso. El mínimo es suficiente para ello. Y lavar los patos lleva entre 15 y 30 litros. En este procedimiento tampoco se considera cerrar la canilla mientras se pasa el detergente. El uso de lavavajillas oscila entre 18 y 150 litros; y limpiar la casa es de 10 litros promedio. El inodoro arroja entre 6 y 35 litros. El auto es de mayor derroche, 80 litros. Con la mitad se logra el objetivo.

Así lo consignó un informe presentado por “Acqua For Life”, impulsando un programa de concientización.

Estas cifras invitan a cada familia a un uso responsable del líquido evitando desperdicios y evitando pedidas innecesarias.

En pocos días ABSA proveerá agua 100% segura. Que su uso sea el que cada persona necesita y sin malgastes. Parámetros para ello, ya los conoces. Falta ahora, articularlos. Que el servicio funcione también depende de quienes los reciben y no solo de quien lo suministra. La concientización y el uso debido corresponde a todos y sin privarse de cubrir todas las necesidades de casa persona, entre ellas la de higiene personal, ingesta, y limpieza de vegetales, legumbres y frutas, casa, auto y demás…, pero sin derroche.

La pelea para tener agua potable ha llegado a su fin. Sin embargo abre ahora otra predica. Su uso a conciencia y su valor.

El primero es responsabilidad de cada persona en el seno de su familia u hogar. Seguramente, un programa anexado en las aulas, tal como las ‘seños’ lo vienen haciendo con el cuidado del medio ambiente y el transito, ayudara en el presente y el futuro. La Escuela siempre fue pionera en los cambios y modificaciones de conductas sociales.

El segundo es el gran debate que hay que articular, ya que debe tomarse conciencia que lo correcto en el cobro es por mantenimiento de red y no por el consumo de un bien universal y humanitario, que hace a la esencia de la vida. Si el aire fuese tangible ya tendría un mediador y se cobraría. Ello es imposible por ser básico a la vida. El agua también, y nadie tiene la potestad de cobrar por cada respiración. Tampoco por cada vaso de agua. Sí, por el uso de la comodidad de la red. Es el debate que se viene.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias