lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

Allanaron la Comisaría de Lincoln y la casa de su titular

“Parece que ser honesto no sirve”, fueron las palabras del subcomisario Pablo Abeleyra. Lo separaron del cargo, aunque no hallaron pruebas en los operativos.

Un verdadero escándalo se desató ayer en la Comisaría de Lincoln, en el marco de un allanamiento ordenado por el fiscal Ángel Quidiello, en busca de un arma que habría sido sustraída en un procedimiento policial por el titular de la Dependencia local, Pablo Abeleyra.

El operativo –que también se llevó a cabo en el domicilio de Abeleyra- fue encabezado por la titular de la Ayudantía Fiscal, la Dra. Claudia Eseiza, tras la denuncia de un ciudadano que lo acusó de haberle sustraído el arma que portaba y nunca le fue devuelta.

Lo cierto es que en los distintos allanamientos no se encontró el arma en cuestión, y tampoco aparece el acta que avale su incautación. Por lo tanto, todo resulta demasiado confuso.

Las preguntas son muchas: El denunciante ¿tenía autorización para portar armas? ¿Estaba en estado de ebriedad? ¿Hay testigos que puedan dar prueba del hecho? Hasta donde se sabe, esta persona es comerciante, y en principio, no tendría motivos para andar armado. Por otra parte, tampoco es cómoda la situación del subcomisario Abeleyra, porque si se comprueba lo denunciado, habría incurrido en el delito de abuso de autoridad. Además, ¿adónde está el arma incautada? ¿Y el acta?

Entretanto, quien fuera hasta ayer el titular de la Comisaría, se despidió del personal y la Jefatura le dio licencia hasta que el caso se esclarezca. De todas maneras, todo haría presuponer que no volverá a su cargo. “Parece que ser honesto no sirve”, se lamentó Abeleyra, tras retirarse de la dependencia local.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias