lunes, enero 24, 2022

Un “experimento” que hicieron extraterrestres en la Tierra hace 5.800 años somete al hombre

El investigador Dr. Horacio Urquiola explica en su libro “El experimento paraíso II, cual es el verdaero Adam de la humanidad conocida hasta hoy.

El fin de los misterios” un experimento cognitivo fallido como el sustento principal para explicar todos los misterios de nuestro pasado histórico.

Urquiola, oriundo de la localidad bonaerense de Lobos, en su ensayo literario revela muchos misterios de nuestro pasado y, al mismo tiempo, nos permite entender el presente ya que existe una gran conexión entre ambos, asegura.

“La hipótesis científica propuesta es la realización de un experimento cognitivo fallido que ocurrió hace casi 5.800 años atrás”, afirma el autor. “Se ha deducido que integrantes de una civilización muy avanzada–dijo– tomaron material genético humano, del haplogrupo R1b del cromosoma Y, y crearon con él un individuo humano que lo reconocemos como el Adán bíblico”. A este individuo–dice el escritor–“le inhibieron el desarrollo de la pubertad con sustancias que se encontraban en el fruto de un árbol que debía comer diariamente.

El propósito de la inhibición fue la de mantener, en el tiempo, el período crítico para la adquisición de destrezas superiores que se desarrolla durante la etapa de niño y de esta forma recibió instrucción por más de cien años.

Se trataba de la mejor información científica del Universo Lumínico”.

Al ser consultado por las consecuencias que trajo ese error, Urquila respondió “las consecuencias que trajo el experimento fallido abarcan a la ciencia; la religión; el esoterismo; el arte; la literatura; las medicinas alternativas; la masonería; los extraterrestres; la conspiración; la sinarquía; y otras corrientes y doctrinas del pensamiento humano. Éste es el punto de convergencia de todas ellas, es la base para la doctrina sincrética total que las aglutina”. Y agregó: “la falla es la clave de todos los misterios. Porque Adán había recibido alrededor de ciento veinte años de instrucción y al perder el período crítico para la adquisición de destrezas superiores fue expulsado. Como consecuencia del desarrollo de la pubertad, Adán y Eva se reprodujeron y transmitieron sus conocimientos científicos a su descendencia. Ese es el origen del conocimiento antiguo”, concluyó. Urquiola, que es también médico veterinario en la especialidad “Cardiología”.

Al ampliar la explicación puntualizando que “la primera consecuencia apareció por escrito en las tablillas sumerias, en Eridú. Ahí se detalla que el hijo del Caín bíblico, el dios Enki, trajo la civilización a Eridú y con ello el primer acto conspirativo entre los humanos. Se trató de un modelo patrón que se repitió posteriormente en todas las ciudades sumerias con sus descendientes y parientes: una mejora en las condiciones de vida y la culturización con una historia tergiversada. Con esto quiero decir que utilizaban su conocimiento para someter al resto de la población. Por ejemplo, Enki se decía hermano y consejero de los grandes dioses y que llevaba el conocimiento divino.

En Egipto, con otros nombres, los descendientes de Adán aplicaron un modelo idéntico pero más cerrado, lo que permitió el surgimiento de la doctrina Hermética de Hermes Trimegisto. Los personajes de Egipto y sumeria se los reconoce como la corriente esotérica semítica”. En esa misma dirección, Urquiola agregó “por su parte, la corriente esotérica aria se dirigió hacia el Oriente hasta alcanzar a la India, al Tibet y a China.

El Taoísmo del yin y yang se conecta directamente con el modelo cosmológico del Génesis y con la ampliación del modelo estándar de partículas elementales, desarrollado por nosotros y que es la prueba científica más importante de la teoría del experimento cognitivo fallido”. Asimismo, señaló que “justamente, el modelo ampliado nos permite reconocer al “chi” de la medicina tradicional china como el electrón libre derivado del proceso de creación de pares.

Además, podemos establecer por medio de nuestro modelo que una mayor concentración de electrones libres probablemente sea el responsable del “mal de ojos de cabeza” diagnosticado y curado por los curanderos desde hace milenios”. Al referirse al gran misterio de las pirámides egipcias, Urquiola dijo que “las pirámides son de origen local, pero el conocimiento para hacerlas no, fue heredado.

El conocimiento de geometría y aritmética es muy notable. También, el movimiento de las grandes piedras es un hecho muy significativo que según pensamos inspiró a Newton para desarrollar su tercera ley y que más tarde fue reinterpretada por los científicos porque contradecía a la gravedad”.

En su libro, relata una anécdota que sirvió para ejemplificar esta teoría: “nosotros, y especialmente la gente de Lobos, hace unos cuantos años atrás, para divertirnos, levantábamos a las personas juntando los dedos índices que colocábamos en las axilas y las corvas. La técnica era hacerlos sentar y aplicarles una fuerza con las palmas de las manos sobre la cabeza, en la misma dirección que la fuerza de la gravedad, e inmediatamente levantarlos por encima de nuestros hombros. Situación que se podía lograr durante un breve tiempo porque se interrumpe momentáneamente la atracción de los cuerpos”. “Este hecho es científicamente muy importante–afirmó– porque es un experimento que refuta la teoría de la gravedad.

Si recordamos lo que dije en una nota anterior, en la que refutamos los experimentos mentales de Einstein por errores cognitivos, y leemos en este libro todas las observaciones experimentales sobre la distribución plana de la materia del Universo, de las galaxias y de los sistemas estelares, además del desarrollo del modelo cosmológico del Génesis con la ampliación del modelo estándar de las partículas elementales y sus modelos corpusculares cuánticos, llegamos a la conclusión de que la teoría de la gravedad está equivocada”.

Conexiones entre la literatura y la masonería “Con la literatura hay conexiones muy importantes. Podemos señalar dos obras que se relacionan con el modelo cosmológico del Génesis bíblico.

Uno es el “Enuma elish” de los sumerios donde se describe la formación del Sistema Solar con sus planetas. Se trata de un poema que resalta las virtudes del dios Marduk, hijo del dios Enki.

Otro es “El paraíso perdido” de John Milton donde describe el Universo y otros detalles, como el Mundo Nuevo de Dios y el Infierno. Por otra parte, debemos nombrar a La Divina comedia del Dante Alighieri”. “En cuanto a la masonería es un hecho completamente probado que se trata de una élite de personas que guardan sus conocimientos y conexiones en las sombras para sacar ventajas de ellos.

La Argentina tiene una larga historia, sus patriotas eran casi todos masones. Y en la actualidad, es vox populi que la ex-presidenta, su difunto esposo y ex-presidente, el actual presidente y el Papa Francisco son masones”.

Urquiola también hizo referencia a actuales “conspiraciones” al comentar que “hace muy poco tiempo estuvimos viendo en el History Channel el prototipo de la conspiración a la cual me refiero. En esa investigación se indica que Adolf Hitler fue ocultado en la Argentina después de la Segunda Guerra Mundial y a partir de la desclasificación de la información que tenía el FBI podemos entender que los americanos e ingleses respaldaron esta operación y lo más increíble fue que el Sionismo no se preocupó por Hitler. Nada menos que el mayor responsable de los crímenes contra los judíos”.

Siempre haciendo foco en las conspiraciones y su esclarecimiento, el escritor bonaerense opinó que “hay muchas cosas que deben quedar claras. En primer lugar que la historia oficial no es correcta. En segundo, que nos han mentido para controlarnos desde hace 5.500 años. La tercera, y la peor, es que nos provocan una muerte prematura por estrés. Estimamos que con la influencia de los conocimientos que nos han ocultado podríamos vivir 1.000 años sin ningún tipo de dudas, al igual que los Patriarcas bíblicos.

Hoy en día, por el contrario, vivimos estresados por múltiples causas: guerras, crisis económicas, atentados de falsa bandera, la profundización de la grieta en nuestro país, etc. y estas situaciones generan modificaciones epigenéticas que se pueden transmitir a nuestra descendencia por cinco generaciones sucesivas. Un dato por demás importante porque estamos hipotecando la salud de nuestros descendientes desde hijos hasta tataranietos”. “Dentro de esta última cuestión–agregó– quiero destacar algunos ejemplos de estrés que provocaron una alta morbilidad en los descendientes. La hambruna holandesa, cuando los nazis retiraron todos los alimentos del país en 1.944, fue una de las más estudiadas. Encontraron que las mujeres embarazadas expuestas a la hambruna tuvieron una descendencia más susceptible a padecer diabetes, obesidad, enfermedades cardiovasculares, microalbuminuria y otros problemas de salud que se repitieron con sus hijos. La actriz Audrey Hepburn, que pasó su infancia en los Países Bajos en esa época, sufrió de anemia y enfermedades respiratorias y durante su adultez sufrió de depresión que fue adjudicada a la desnutrición. Otros ejemplos son la descendencia de los supervivientes de los campos de concentración nazis; los hijos de las sobrevivientes embarazadas del 11 de septiembre; etc”. Como conclusión final, Horacio Urquiola aseguró que “hasta que no tomemos conciencia de esta situación conspirativa vamos a cambiar de tirano sin destruir la tiranía, como dijo Mariano Moreno hace más de doscientos años. Por estas razones el desarrollo de la doctrina sincrética total es fundamental para colocar las cosas en su debido lugar y empezar a construir una larga vida para las futuras generaciones ya que nosotros estamos condenados epigenéticamente a una muerte prematura”.

                                                                                                                                                                                                            Fuente, ADNbaires/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias