miércoles, enero 26, 2022

Peligra el inicio de clases en la provincia ante posturas extremas entre gobierno y docentes

El gobierno desde la Casa Rosada le pidió a María Eugenia Vidal que el techo de negociación con los docentes no puede superar el 30% de aumento. La cifra de aumento salarial a los maestros “no puede empezar con 3”, le dijeron.

Por su parte los docentes piden un salario inicial de $10.000 retroactivo a enero, a excepción de Udocba que solicita $ 12.000.

Desde la cartera educativa provincial reconocieron que es imposible un acuerdo de entre el 20 y el 25%, y ahora solo ‘podemos movernos por encima del 25, pero por debajo del 30%”, comentaron.

Un acuerdo por arriba del 30% en la paritaria docente bonaerense funcionaría como efecto dominó y patearía el tablero de las negociaciones salariales con el resto de los sectores. Se sabe que, desde hace años, el incremento salarial a los maestros es el caso testigo desde el cual arrancan con sus pedidos los demás sindicatos.

Pero el pedido del Frente Gremial Docente Bonaerense, que integran Feb, Suteba, Sadop, Uda y Amet, ronda el 38%.

El sueldo inicial de bolsillo hoy es de 7.280 pesos, de modo que sólo una suba porcentual cercana al 40% podría llevarlo a los más de 10.000 pesos que reclaman.

El pedido no queda ahí. Quieren que esa suma sea retroactiva a enero y que se revea en mayo.

Una oferta que no llegue al 30% pero que supere fuertemente el 23% que se propuso la semana pasada y que sea válida por 6 meses es una de las cartas que maneja el Ejecutivo que encabeza María Eugenia Vidal para evitar un paro en el inicio del ciclo lectivo, fijado para el 29 de este mes.

Aunque ese esquema también sería copiado por el resto de los gremios, de modo que el Gobierno se encontraría a mediados de año negociando nuevamente salarios en forma masiva. No es la idea, dicen.

La cuestión no se presenta sencilla ni mucho menos. Y es que a la enorme distancia que continúa separando a las pretensiones gremiales de los números que manejan las autoridades, hay que sumarle que por fuera del Frente Gremial Docente está el Suteba disidente -que maneja seccionales importantes, como La Plata y otras del Conurbano- que ya pidió un inicial de 12.000 pesos.

También se encuentra Udocba que reclama un básico de 12 mil.

Y luego se encuentra Ate, que nuclea a los auxiliares docentes y que si no acuerda su paritaria podría entorpecer fuertemente el dictado de clases. El año pasado las escuelas de la Ciudad fueron testigos de ello.

Mientras, el gobierno y los gremios docentes bonaerenses esperan la negociación nacional que se retomará mañana, un día antes que la provincial.

Allí, los 5 gremios nacionales piden un 40% de aumento y que se duplique el incentivo docente, hoy de 500 pesos.

Pero como hasta ahora no tuvieron una oferta oficial en las tres reuniones con Educación, la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, nombró la palabra que nadie quiere escuchar: “paro”.

“Ya hubo tres reuniones paritarias y el gobierno nacional todavía no hizo una propuesta salarial”, apuntó la docente.

Luego recordó que el reclamo es de un 40 por ciento de incremento salarial, y criticó las ofertas que recibieron los docentes porteños (22%) y bonaerenses (23%).

¿Comienzan el 29 las clases? Ante esa pregunta, la jefa de Ctera dijo sin vueltas: “Yo creo que no, con esas propuestas va a ser muy complicado”.

“Actualmente, el piso salarial docente a nivel nacional es equivalente a 6.060 pesos, y nosotros hicimos un planteo de 8.500 pesos”, reseñó.

“Eso es un 40 por ciento de incremento, además del aumento del incentivo docente”, finalizó.

Entre jueves y viernes se sabrá si hay avances a nivel nacional y provincial. Por ahora “seguimos muy lejos”, dijo Mirta Petrocini, de la Federación de Educadores Bonaerense.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias