sábado, mayo 21, 2022
sábado, mayo 21, 2022

Las ruinas de Epecuén se iluminaron tras 30 años de haber quedado bajo el agua

Epecuen

 

El 10 de noviembre de 1985 las altas precipitaciones y obras inconclusas en la regulación de canales provocaron la inundación de Epecuén que llegó a su pico máximo luego de dos años; lo que generó que sus más de de 1.000 residentes perdieran todo y que el pueblo quedara bajo el agua, en ruinas total.

La calle principal y los edificios más representativos del pueblo fueron iluminados anoche en un cielo estrellado y un clima de emotividad por parte de los asistentes, entre los que se encontraban antiguos residentes, turistas de diferentes partes de Argentina y del mundo, y vecinos de Carhué, la localidad más próxima.

Además, se recrearon “las tardecitas de tango” en una esquina representativa del lugar donde el bandoneonista Alfredo Ércoli solía presentarse, en un escenario improvisado entre los escombros al que agregaron luces de colores y mesitas para que la gente recordara el espectáculo cuando el pueblo tenía vida.

En aquella fecha, llamo la atención que el entonces gobernador Alejandro Armendaris visitara el lugar devastado, tres meses despues del hecho. esa presencia tardía fue repudiada por los pobladores.

La laguna de Epecuén se desarrolló como destino turístico desde su fundación en los años 20, y es famosa en el mundo por contener propiedades curativas al contener sus aguas más de 100 gramos de sal por litro, sólo superado por el Mar Muerto.

Durante la conmemoración también se presentaron unas placas de madera que se sellaron en las ruinas para distinguir cada hogar o comercio, en un símbolo de “memoria y posteridad” para todos los que visiten el pueblo; y además se colocaron los carteles con los nombres de las calles; explicó Gastón Partarrieu, director del Museo Regional Adolfo Alsina, quien presentó un libro sobre la historia de Epecuén la semana pasada.

En el 2014 Epecuén fue declarada monumento histórico provincial, y cada intervención que se realiza en el pueblo es consultada con los antiguos residentes al tratarse de un tema con “alta sensibilidad”; expresaron las autoridades municipales.

“Esto me trae nostalgia pero es importante que se valore, la conmemoración representa una toma de conciencia de lo que pasó 30 años después”, consideró Mirta Stoessel, antigua residente del pueblo que hace 50 años era un pujante destino turístico y hoy son ruinas.

Ahora se procura, promover el turismo desde esas ruinas que feeron historias de vida cotidiana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias