jueves, octubre 28, 2021

Bonicatto aseguró que “tenemos que salir a la calle a buscar los problemas”

Bonicattoa

Con motivo de celebrarse el Día Internacional de los Derechos Humanos, el Defensor del Pueblo bonaerense, Carlos Bonicatto, mantuvo un encuentro con sus pares de la Provincia para debatir sobre el rol que deberán adoptar a la hora de fiscalizar la Ley de Salud Mental y aseguró que hay que “cambiar la concepción del Estado en relación al tema”.

La reunión giró en torno a la forma en que las defensorías ciudadanas de la Provincia participarán en la gestión efectiva del Órgano de Revisión local de la nueva Ley de Salud Mental y cuál será su correlato en los distintos distritos bonaerense.

Durante la jornada, los defensores coincidieron en la necesidad de articular junto al Defensor del Pueblo bonaerense la concreta implementación del Órgano creado en el marco de la Ley Provincial Nº 14.580 que adhiere a la Ley Nacional de Salud Mental Nº 26.657.

Por otro lado, debido a la complejidad de una Provincia con 135 distritos atravesados por diferentes problemáticas, se analizó la posibilidad de generar un esquema de zonificación, tomando como referencia el modelo de las regiones sanitarias bonaerenses.

“Debemos generar otra mentalidad a la hora de intervenir sobre la salud mental”, indicó Bonicatto, a la vez que aseguró que “hay que ver cómo tratamos a las personas con estos problemas y cómo elaboramos un plan con los distintos actores, como los médicos o las universidades, ya que la formación es absolutamente clave”.

En esa línea, el Defensor bonaerense subrayó que “tenemos que salir a la calle a buscar los problemas, saber tejer redes y cambiar la esencia de la tarea que se viene llevando a cabo hasta ahora, mediante un plan de trabajo que deje en claro qué hay que ver en cada lugar, para generar un criterio común con base estadística”.

“La complejidad del tema nos tiene que ayudar a encontrar los recursos: si somos capaces de contribuir hay que hacer un aporte al Estado para que haga un trabajo diferente”, expresó Bonicatto, quien agregó que “se trata de una realidad que nos toca de todas las formas posibles”, ya que actúa sobre “las no personas, gente que está pero que nadie las visibiliza”.

Del encuentro participaron el Defensor del Pueblo de Avellaneda y presidente de la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina, Sebastián Vinagre; el director del Observatorio Social Legislativo, Norberto Liwski;  y la exsecretaria de Derechos Humanos de la Nación y exdefensora del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Alicia Pierini.

Además, estuvieron presentes ocho defensores del Pueblo de la Provincia: de La Plata, Monserrat La Palma; de La Matanza, Silvia Caprino; de Escobar, Rocío Fernández; de Morón, el Defensor Abraham Gak y el adjunto, Enrique Pochat; de Vicente Lopez, Celeste Vouilloud y el secretario general, Enrique Picasso;  de General Pueyrredón, Fernado Cuesta; el Defensor adjunto de Quilmes, Santiago Llonti; y también el secretario de Relaciones Institucionales e Interior de la Defensoría del Pueblo de la Nación, Tomás Dadic, y la directora de Coordinación Regional del ministerio de Salud de la Provincia, Patricia Mansi.

Por el lado de la Defensoría bonaerense participó un equipo multidisciplinario conformado por las áreas de Discapacidad; Atención y Prevención contra la Violencia Institucional; Derechos y Garantías y la Secretaría General, y la Unidad Ejecutora Órgano de Revisión Local, encabezada por Ricardo Solis.

Además, participaron los secretarios Gustavo Ferrari, Carlos Martiarena, Guillermo Gentile, Marcelo Honores y el director del Área de Discapacidad, Sergio Nahabetian.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias