jueves, octubre 28, 2021

El INTI recibió el premio mayor de INNOVAR 2014

Inti 50

El Instituto Nacional de Tecnología Industrial recibió el primer premio INNOVAR 2014 por el Nanopoc, una plataforma biosensora portátil destinada a la detección inmediata de enfermedades infecciosas como el Chagas.

Nanopoc, una plataforma multifuncional para detección rápida y en el lugar de enfermedades infecciosas, recibió el gran Premio INNOVAR 2014, distinción que se otorga al mejor trabajo de todas las categorías de ese concurso. El INTI compartió esta galardón con un trabajo realizado por un grupo de la Universidad de Buenos Aires que consiste en el desarrollo de una molécula para tratar la conjuntivitis. 

Desarrollado por el INTI junto con el Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB) de la Universidad de San Martín, Nanopoc también mereció el premio en la categoría Equipamiento Médico. En el área Alimentos ganó un desarrollo realizado por el Centro INTI-Tucumán; se trata de un módulo de elaboración de dulces, conservas y encurtidos para la agricultura familiar.

Más de 240 trabajos de grupos de todo el país concursaron en INNOVAR 2014. La premiación se realizó en la noche del jueves 13 de noviembre en Tecnópolis. Organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, fue el ministro Lino Barañao quien entregó los premios de esta décima edición.

Refiriéndose a los proyectos del concurso, Barañao dijo que permiten mostrar en forma concreta para qué sirve la ciencia y la tecnología y cuáles son sus impactos. En total se entregaron 51 distinciones por un total de un millón de pesos repartidos en nueve categorías: agroindustria, alimentos, equipamiento médico, tecnología para la discapacidad, energía, fitomedicina, producto innovador, investigación aplicada e innovación en la universidad. Además se entregó el gran premio “INNOVAR”.

Los trabajos premiados del INTI 
Nanopoc recibió 60 mil pesos por el premio gran INNOVAR y 30 mil pesos por la categoría Equipamiento Médico. El módulo para la producción de alimentos, por su parte, se hizo acreedor a otros 30 mil pesos.

El equipo es una plataforma que funciona con una pequeña muestra de fluidos del paciente la que es sometida a una reacción antígeno-anticuerpos para detectar enfermedades infecciosas como el Chagas. La muestra es evaluada por un software, que brinda el resultado en el momento. Es ideal para ser empleada en poblaciones que se encuentran distantes de los centros asistenciales de referencia. El líder del proyecto, doctor Carlos Moina, director del Centro INTI-Procesos Superficiales, señala que si bien el equipo ha sido calibrado para detectar la enfermedad de Chagas, aftosa y brucelosis humana y bovina, servirá también para diagnosticar otras enfermedades, entre ellas el síndrome urémico hemolítico.El emprendimiento contó con el apoyo de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica a través del Fondo Argentino Sectorial (FONARSEC).

Son también autores del desarrollo un grupo de investigadores del IIB que encabeza el doctor Diego Comerci y del Centro de Micro y Nanoelectrónica del Bicentenario del INTI, que dirige Liliana Fraigi. Participaron en el proyecto alrededor de 20 profesionales, entre ellos biólogos, químicos, nanotecnólogos, electrónicos y diseñadores industriales.

En la categoría Alimentos ganó el Módulo de elaboración de dulces, conservas y encurtidos para la agricultura familiar. Destinado a la pequeña producción de alimentos, el módulo premiado fue liderado por María de los Ángeles Molina Vidal del Centro INTI-Tucumán y fue pensado acorde a las capacidades de producción de la economía familiar. Hasta el desarrollo de este diseño, los pequeños productores dulceros tucumanos trabajaban con equipos semi industriales, cuyas medidas superaban lo que podían producir. El nuevo diseño permite mayor independencia a los grupos de productores de las micro economías: incluye una paila más pequeña con agitador mecánico (un mezclador automático), y una autoclave que permite esterilizar los frascos donde son conservados los productos. Ya hay funcionando seis equipos de estas características en diferentes grupos de productores locales. También participaron en el desarrollo la licenciada María de Lourdes Grignola y el ingeniero Eduardo Braga.

Innovar busca estimular el desarrollo de emprendimientos innovadores, promover la transferencia de conocimientos y tecnología a productos y procesos que mejoren la calidad de vida de la sociedad y motivar el interés de los más jóvenes por la ciencia, la tecnología y la innovación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias