Juez de Paz

Compartir

Sra. Directora
Cadena Nueve

Me dirijo a ese medio a los fines de solicitar se publique, de ser posible,  la nota que he hecho llegar a los abogados que recibieron un mail de la Asociación de Abogados para que se sepa el pensamiento del otro postulante a Juez de Paz, de Nueve de Julio y que siempre ha guardado silencio. Ante un suceso tan delicado he decidió hacer público mi análisis sobre el mismo.

“Tengo el agrado de dirigirme a Uds. con relación al e-mail que ha circulado ésta semana por el cual se solicita a los Sres. profesionales del derecho, familiares y amigos del Partido de Nueve de Julio que junten firmas para que la Honorable Cámara de Senadores de la Provincia de Buenos Aires trate el pliego del Dr. Alejandro Casas. En dicho e-mail se  afirma que el pliego en trato se encuentra pendiente de ser tratado en la comisión de Acuerdos del Senado desde el 21 de Noviembre de 2013 y que, “de no tratarse en el próximo mes, todo volvería a fojas cero y se abriría nuevamente el concurso, con lo cual tendremos varios años más sin Juez designado en 9 de Julio” (SIC).-

 Lamentablemente no es la primera vez que observo con estupor cómo desde diversos sectores de la sociedad se cometen atropellos con relación a éste tema. Si bien en ocasiones anteriores consideré al silencio como una virtud en un postulante a tan alto cargo, no es menos cierto que creo que llegó el momento de poner las palabras en su lugar. Ello, por cuanto entiendo que el procedimiento de elección de los jueces de nuestra República debe estar ceñido de la mayor cantidad de garantías posibles que permitan seguir con solvencia y seriedad los pasos que nuestra Constitución prevé al respecto.-

Considero que la circular que se ha difundido y que suscribiría la Asociación de Abogados de Nueve de Julio resulta totalmente improcedente y maliciosa toda vez que a través de un mensaje cuasi apocalíptico y desprovisto de total precisión en cuanto a hechos y procedimientos administrativos, aboga por la elección de uno de los dos candidatos propuestos. Este mensaje pareciera que intenta instalar la idea de que si el Senado de la Provincia no aprueba el supuesto pliego en trato se desataría el caos ya que se debería llamar a nuevo concurso y “no tendríamos juez por varios años” A ésta altura, me pregunto, ¿que norma administrativa regula tal cuestión? En dicha hipótesis, si el Senado no aprueba el pliego de un candidato, ¿que ocurre con el restante? ¿Acaso el Consejo de la Magistratura no elevó una propuesta con dos candidatos que consideró aptos para el cargo?

En la misiva en trato se afirma que el pliego del Dr. Casas se encuentra en el Senado de la Provincia. Al respecto les informo que quien suscribe en forma personal se comunicó telefónicamente con la mesa de entradas del Senado en donde se me anotició que ello no es cierto. A mayor abundamiento, los invito a visitar la página Web del Senado en donde se pueden consultar los pliegos que se encuentran en la Comisión de Acuerdos, no hallándose el que se afirma que allí está.-

La falta de veracidad en ésta última cuestión no es el asunto más grave del tema. El mismo lo representa el hecho de que profesionales del derecho intenten influir de forma pública y notoria en una decisión que no les incumbe a ellos y que no corresponde que tomen, juntando firmas para que se trate el pliego de un candidato cuando tal situación, si les resultara favorable,  afectaría de forma directa el derecho/deber de imparcialidad que debe primar en la relación Justiciable/Juez.-

Por último, no quiero dejar de destacar que es legítimo peticionar a las autoridades que resuelvan el tema aunque resultaría esperable que se hiciera de forma imparcial, no intentando inclinar la balanza hacia algún lado, por cuanto hacer lo contrario afecta en forma directa la credibilidad de la justicia, sea cual sea el candidato que tenga el honor de administrarla.-

Atentamente,

Dr. Matías Germán Losinno.-