Varias ciudades se suman en el país a la Hora del Planeta

Compartir

De la región Nueve de Julio no adhirió a la iniciativa mundial

La Hora del Planeta

Hace siete años nació en Australia una convocatoria para reclamar fuertemente en la lucha contra el cambio climático

Es así como de apoco muchos naciones fueron tomando conciencia con la denominada es “La Hora del Planeta”, a punto tal que el año pasado, más de mil millones de personas de 152 países, 7.000 ciudades del mundo, miles de empresas, colegios, ONG y otras instituciones, se unieron a esta campaña de WWF, una expresión mundial de solidaridad ecológica sin precedentes.

Esta convocatoria, no es una campaña de ahorro energético puntual, ni pretende apagar un enorme interruptor planetario que deje todo a oscuras durante una hora. Se trata de aprovechar la extraordinaria difusión mundial de esta campaña de sensibilización para recordar a todos sus habitantes del rol o papel en la defensa del medio ambiente, promoviendo acciones para los restantes 364 días del año, como el ahorro de energía, el uso eficiente de los recursos, el fomento de las energías renovables y el autoconsumo, y un sinfín de propuestas para cambiar hábitos de consumo y políticas en ruta hacia la sostenibilidad.

Apagar la luz de 20:30 a 21:30 hoy no solucionará los problemas ambientales, pero esa no es su pretensión. Se trata de un símbolo que aúna las voluntades de todos, un símbolo necesario que lleva a la calle a millones de ciudadanos, que apaga miles de rótulos luminosos, edificios y monumentos emblemáticos, hogares y empresas.

Los símbolos han servido históricamente para encender la chispa del cambio que finalmente recorre todo el planeta.

En nuestro país, municipios y empresas se unieron a esta iniciativa que nació en Sidney en 2007 y convocó a dos millones de personas.

“Apagá la luz y vení al Planetario a festejar La Hora del Planeta” es la convocatoria de la Fundación Vida Silvestre, en Buenos Aires, donde Elena Roger será la invitada especial del evento que se realizará a partir de las 20 para acompañar el apagado de luces con su música.

El recital se hará con luces LED que consumen un 10 por ciento de la energía que, usualmente, se utiliza en un evento de estas características.

La Plaza Roja de Moscú, el Big Ben en Londres, la ópera de Sidney, las torres Petronas en Kuala Lumpur, el Empire State Building de Nueva York y el Obelisco de Buenos Aires permanecerán apagados durante 60 minutos con esta iniciativa convocada por el Fondo Mundial de la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

El apagón recorrerá el planeta a las 20.30 local desde las pirámides de Egipto, hasta la Torre Eiffel de París, pasando por las ruinas del Coliseo romano o las del Partenón en Atenas, el Palacio Real de Madrid, las Cataratas Victoria en Zimbabwe, la Mezquita Azul de Estambul o la berlinesa Puerta de Brandeburgo.

A la lista se unirán la catedral de la Sagrada Familia en Barcelona, el estadio olímpico y la ciudad prohibida de Pekín, el Burj Khalifa, catalogado como el rascacielos más alto del mundo y ubicado en Dubai o las Cataratas del Niagara.

Así, más de siete mil ciudades se adherirán a este apagón que invita a personas, gobiernos y empresas a apagar la luz durante una hora para “demostrar que el cambio climático nos importa” y que este año también sugerirá a los ciudadanos que se desconecten de internet durante ese tiempo.

En la región Pehuajó, Lincoln y Chacabuco han decidió reducir el alumbrado público como muestra de solidaridad a la toma de conciencia mundial. En Nueve de Julio no hubo pronunciamiento oficial. Solo puede ocurrir la expresión individual de algún comercio o negocio durante ese lapso.