Los subsidios de gas se reducen en un 80%

Compartir

Lo anunció el Ministro de Economía y es para los usuarios de mayor consumo

El Gobierno anunció una reducción de los subsidios de gas en un 80% y alcanza a los usuarios de mayor consumo, dijo el titular de la cartera económica al explicar la medida a la prensa.

Ministro Economía

Axel Kicillof agregó que la decisión oficial alcanza a los usuarios de mayor consumo y negó que el anuncio sea parte de un “ajuste de las cuentas públicas”.

El recorte afectará a los hogares y comercios. Según el nuevo programa, el usuario que reduzca un 20% el consumo no sufrirá quita.

La medida rige a partir del 1º de abril y reducirá entre 17 y 80 por ciento los subsidios que aplicaba a las tarifas de gas y de agua para los consumidores residenciales, los comercios y los usuarios de GNC, excluyendo a la industria, lo que le permitirá ahorrar alrededor de 15 mil millones de pesos anuales.

Los ministros de Economía, Axel Kicillof, y de Planificación, Julio De Vido, dijeron que quienes ahorren un 20 por ciento en el consumo bimestral comparado con el mismo período del año anterior mantendrán el subsidio, en tanto que los que lo hagan entre un cinco y un 20 por ciento recibirán una quita de la mitad del beneficio.

El impacto acumulativo de la medida implicará para el gas un aumento de las tarifas de entre 20 y 850 pesos, dependiendo el nivel de consumo, en tanto que las boletas de agua pasarán de 30 a 90 pesos bimestrales para la clase media; de 27 a 46 pesos en barrios de menores recursos y de 52 a 130 pesos para el sector de mayores ingresos. Los funcionarios destacaron que la quita de subsidios será “en promedio del 20 por ciento” y aclararon que no afectará a las industrias, salvo que aumenten los precios en forma desmedida, a los beneficiarios de planes sociales, a las viviendas con múltiples familias; a los residentes en la Patagonia, sur de Mendoza y sur de Buenos Aires, y a quienes cobren la jubilación mínima, entre otros.

La reducción de subsidio se aplicará en los meses de abril, junio y agosto y, según explicó De Vido, implicará un aumento de la tarifa bimestral “de entre 20 y 76 pesos para el 55 por ciento de los hogares, con disminución del subsidio de entre 17 y 23 por ciento”, y de 150 a 850 pesos para el 45 por ciento restante, con merma del subsidio de entre 33 y 80 por ciento.

Para los comercios, la quita de subsidio será de entre el 3 y el 12 por ciento en el acumulado de las tres etapas y para el GNC implicará un incremento de “entre 0,6 y 1,5 pesos por día para el 55 por ciento” de los usuarios y de “cinco pesos por día” para el 45 por ciento restante. Para los usuarios domiciliarios de gas que hoy pagan una tarifa bimestral de 20 y de 30 pesos la quita de subsidio será del 17 por ciento, por lo que los primeros pagarán 20 pesos más y los segundo 35 pesos más, por lo que sus tarifas se incrementarán 100 y 116,66 por ciento, respectivamente.

Los que hoy pagan 35 pesos, tendrán una quita del subsidio del 20 por ciento y desde agosto pagarán 50 pesos más, es decir 85 pesos, lo que representa una suba del 142,85 por ciento.Los que pagan 44 pesos tendrán una quita del 23 por ciento y desde agosto pagarán 120 pesos (suba del 172,73 por ciento), mientras que para los que pagan 77 pesos la quita será del 33 por ciento y desde agosto pagarán 227 pesos (suba del 194,8 por ciento).

Los que en la actualidad pagan 119 pesos bimestrales de gas recibirán una quita del 44 por ciento y desde agosto pagarán 369 pesos (suba de tarifa 210,08 por ciento), a los que pagan 183 pesos se les quitará el 77 por ciento del subsidio y en agosto pagarán 703 pesos (suba del 284,15 por ciento) y los que ahora pagan 325 pesos tendrán una quita del 80 por ciento por lo que desde agosto pagarán 1.175 pesos (suba de tarifa 261,54 por ciento).