miércoles, octubre 20, 2021

Martín de Elizalde saludó a Francisco en el Vaticano

A través de un mensaje que el Obispo de Nueve de Julio hizo llegar a la prensa escrita, Monseñor Martín de Elizalde da cuenta que el pasado miércoles 19 de febrero,en las audiencias generales del Santo Padre, tuvo la oportunidad de saludar a Francisco.

Martin Francisco

Al recordar el hecho, casi un mes después, el titular de la Diócesis de Nueve de Julio, Santo Domingo de Guzmán, señaló:

“Tuve la oportunidad de saludar al Santo Padre Francisco en la Audiencia general del miércoles 19 de febrero pasado. Había sido invitado a participar con una relación en el Congreso Internacional “Sacrosanctum Concilium”. Gratitud y compromiso para un gran movimiento de comunión eclesial, que se celebró en Roma, conmemorando el 50° aniversario de la promulgación de la Constitución sobre la Liturgia del Concilio Vaticano II, y con ese motivo el Papa recibió a los participantes. Fue un encuentro breve, sumamente cordial; el Papa se interesó por el estado de la diócesis, envió su bendición y su saludo afectuoso, pidiendo, como lo hace siempre, que rueguen por él. Le trasmití el afecto de nuestras comunidades, la seguridad de la oración por él y por su ministerio y la adhesión sincera a su magisterio”.

Tras ello, Martín de Elizalde siguió diciendo “Jesús encomendó a Pedro el cuidado y la guía de sus hermanos; por eso, para un obispo acudir a rezar en los sepulcros de los grandes apóstoles Pedro y Pablo y poder estar con el Papa, sucesor de Pedro y obispo de Roma, la iglesia que preside en la caridad, es una ocasión privilegiada. En ella se experimenta el vínculo de la comunión eclesial y se renueva el compromiso por la misión pastoral, con la fuerza de la gracia que Dios concede por medio de su Iglesia, con la intercesión de los santos y el magisterio del Romano Pontífice. La bendición del Papa Francisco, el estímulo de su palabra y el ejemplo de su dinamismo apostólico, nos ayuden a todos los miembros de esta iglesia de Nueve de Julio, sus sacerdotes y diáconos, seminaristas, consagrados y fieles, a renovarnos en la vocación recibida, con el compromiso de la fe, la santidad de vida, la audacia evangelizadora y la caridad generosa”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias