Se realizó un trasplante de médula a un bebe de 20 meses

Compartir

El hecho es inédito y la donante fue su mamá de 16 años

Trasplante de mdula indito

La ciencia sigue avanzando en los Hospitales bonaerenses. A un bebe de 20 meses se le practicó un trasplante de médula. La donante fue su mamé de 16 años y el caso fue inédito. El hecho ocurrió en el Hospital de Niños de La Plata, y participó en consulta el Garrahan de Buenos Aires.

Para la intervención quirúrgica, se empleó un aparato que filtra las células para reducir el riesgo de rechazo. El bebé padecía un mal inmune y a los padres les habían dicho que no sobreviviría. La mamá, de 16 años, donó células de su médula.

Hace 4 meses que la mamá de Kilian Valdemarin vive en el hospital Ludovica de La Plata junto a su bebé que, en diciembre, recibió un trasplante inédito de médula ósea.  Cuando el nene tenía seis meses le dijeron a sus padres que su hijo no viviría más de un año. Hoy tiene casi dos y ayer, cuando confirmaron que había comenzado a generar sus propias células inmunes, suspiraron con alivio y esperanza.

Es que en diciembre, los médicos de los hospitales Garrahan y Sor María Ludovica de La Plata le realizaron un trasplante de médula ósea inédito en el país. La donante fue su mamá y la novedad es que, para evitar el rechazo se empleó un aparato de última generación que filtra los linfocitos T, las células que cumplen un rol clave en los problemas de compatibilidad.

El nene, que fue intervenido ayer, nació en Rosario con una grave  enfermedad “inmunodeficiencia combinada severa”: a quienes la sufren se los conoce como “los chicos de la burbuja”, porque son enfermedades genéticas que dejan al individuo sin inmunidad celular, es decir: mueren rápidamente a causa de cualquier tipo de infección. Normalmente se apela a un hermano como donante, porque suelen ser compatibles, pero en este caso el chiquito es hijo único”, explicó el presidente del Cucaiba, Adrián Tarditti.

En principio, se pensó en buscar médula en los bancos nacionales o internacionales de células madre hematopoyéticas, que son los que se extraen del cordón umbilical cuando nace un bebé. Pero la búsqueda requería demasiado tiempo, justamente lo que no sobraba.