sábado, octubre 16, 2021

Por ola de calor mueren más de 100 vacas de tambo

Muerte Vaca ola calor

Como consecuencia de la ola de calor más de cien vacas murieron infartadas en un tambo modelo ubicado en Monte Maíz, al sudeste de Córdoba.

Se trata de animales que primera lactancia y vacas hospital – (se nomina así a quienes están en proceso de recuperación de enfermedades –.

El productor, dueño del establecimiento,  subrayó que fue fatal la combinación de altas temperaturas, alta humedad y temperaturas mínimas muy elevadas.

El empresario dijo que tras el penoso suceso se comunicó con una serie de profesionales, y confirmó que la vaquillona y la vaca enferma, son los segmentos que más sufren el cóctel de altas temperatura y elevada humedad.

El antecedente más cercano, pro muy superior al vivido en Córdoba, se registra en California. En el verano 2007-2008 murieron más de 30.000 vacas a causa del calor; y desde allí se ha puesto mucho énfasis en mitigar el calor y proporcionarles bienestar a las vacas

 

Por su parte, el Senasa recomendó a los productores tomar recaudos ante la ola de calor que se extiende en el país de manera sostenida para evitar ver afectada la productividad de sus animales y la rentabilidad de su producción.

Los animales de producción deben ser criados en condiciones ambientales apropiadas, además del alimento y el agua necesarios para su desarrollo.

En condiciones de estrés calórico, los animales disminuyen la capacidad de regulación de su temperatura corporal, lo cual lleva a la reducción voluntaria en la ingesta de alimentos y la consecuente disminución en la producción y/o aptitud reproductiva.

Ante esta situación, el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recomienda medidas a tener en cuenta para minimizar el impacto de las altas temperaturas del verano:

-Permitir el acceso libre de agua apta para consumo animal durante todo el día;

-Facilitar espacios de reparo naturales y/o artificiales donde los animales puedan estar a la sombra durante las horas de más calor;

-Realizar arreos en horas de baja exposición al sol, principalmente temprano por la mañana o al finalizar la tarde;

-En caso de necesitar transportar animales realizarlo en horas más benignas, procurando que durante el pre-embarque los animales dispongan de suficiente cantidad de agua para beber.

El organismo recordó además que las situaciones de estrés repercuten sobre la productividad de los animales, siendo el calor un factor cuyo impacto se puede minimizar.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias