Gustavo Reinoso pasó varias horas despierto

Compartir

Además estuvo 120' respirando por sus propios medios

Gustavo Reinoso

Al cumplirse una semana del trasplante al que fuera sometido el sábado pasado en el Hospital Escuela Austral de Pilar, Gustavo Reinoso pasó gran parte del día despierto y acompañado de su esposa, Silvina Matos y su hija.

Todos, familia, amigos, conocidos y médicos están  muy conforme con su evolución. Es muy satisfactoria.

Gustavo no ha hablado aún, pero se hace entender. Además, como gesto que va bien, gratitud y amor, le tiró un beso a su esposa, cuando finalizaba la visita,a última hora de la tarde de este día caluroso, y los médicos lo disponían a descansar, en la sala de Cuidados Intensivos donde sigue internado.

Además, durante dos horas le retiraron el respirador con que lo asisten para que el organismos se recupere de apoco y no tengas complicaciones. Ese lapso de respiración por sus propios medios, lo vivió en los parámetros previstos para la evolución de un paciente post-trasplante.

En diálogo con Cadena Nueve, Silvina Mato se expresó satisfactoriamente y con alegría, dentro de lo que significa un paciente que requiere de mucho tiempo para sus total recuperación. Todos, familia y médicos, sonríen satisfactoriamente.