sábado, octubre 16, 2021

El mundo está unido en “Buenos Deseos” en la celebración de la Navidad

nacimiento de jesus navidad

Se celebra en todo el mundo el cumpleaños de Jesús de Nazaret.

Es por ello que la palabra universal Navidad tiene su origen en la palabra latina nativitas, que significa nacimiento.

La alabanza es una de las festividades más importantes del cristianismo, junto a la Pascua (Resurrección del Hijo de Dios)  y la festividad de Pentecostés (la llegada del Espíritu Santo).

Esta solemnidad, que conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén, se celebra el 25 de diciembre, en la Iglesia Católica, la anglicana, la ortodoxa rumana y  algunas comunidades protestantes.

Existen varias teorías sobre cómo se llegó a celebrar la Navidad el 25 de diciembre, que surgen desde diversos modos de indagar, según algunos datos conocidos, en qué fecha habría nacido Jesús.

La evidencia más temprana de la preocupación por la fecha de la Navidad se encuentra en Alejandría, para el años 200 de la era cristiana cuando Clemente de Alejandría indica que ciertos teólogos egipcios “muy curiosos” asignan no solo el año sino también el día real del nacimiento de Cristo como el 20 de mayo en el vigésimo octavo año de Augusto.

Desde el 221, se popularizó el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús. Para la época del Concilio de Nicea I en 325, la Iglesia de Alejandría ya había fijado el Día de la Navidad y la Epifanía.

La fecha de nacimiento de Jesús no se encuentra registrada en la Biblia. Por esta razón, no todas las denominaciones cristianas coinciden en la misma fecha. Los orígenes de esta celebración, el 25 de diciembre, se ubican en las costumbres de los pueblos de la antigüedad que celebraban durante el solsticio del invierno (desde el 21 de diciembre), alguna fiesta relacionada al dios o los dioses del sol, como Apolo y Helioso  (en Roma y Grecia), Mitra (en Persia) entre otros. Algunas culturas creían que el dios del sol nació el 21 de diciembre, el día más corto del año, y que los días se hacían más largos a medida que el dios se hacía más viejo. En otras culturas se creía que el dios del sol murió ese día, solo para volver a otro ciclo.

Los romanos  celebraban el 25 de diciembre la fiesta del “Natalis Solis Invicti” o “Nacimiento del Sol invicto”, asociada al nacimiento de Apolo. El 25 de diciembre fue considerado como día del solsticio de invierno, y que los romanos llamaron bruma; cuando Julio César introdujo su calendario en el año 45 a. C., el 25 de diciembre debió ubicarse entre el 21 y 22 de diciembre de nuestro Calendario Gregoriano.  De esta fiesta, se tomó la idea del 25 de diciembre como fecha del nacimiento de Jesucristo.

Otro festival romano llamado Satumalia, en honor a Saturno, duraba cerca de siete días e incluía el solsticio de invierno. Por esta celebración los romanos posponían todos los negocios y guerras, había intercambio de regalos, y liberaban temporalmente a sus esclavos.

Tales tradiciones se asemejan a las actuales tradiciones de Navidad y se utilizaron para establecer un acoplamiento entre los dos días de fiesta.

En el Imperio Romano, las celebraciones de Saturno durante la semana del solsticio, que eran el acontecimiento social principal, llegaban a su apogeo el 25 de diciembre.Para hacer más fácil que los romanos pudiesen convertirse al cristianismo sin abandonar sus festividades, el papa Julio I pidió en el 350 que el nacimiento de Cristo fuera celebrado en esa misma fecha, finalmente el papa Liberio  decreta este día como el nacimiento de Jesús de Nazaret en 354. La primera mención de un banquete de Navidad en tal fecha en Constantinopla, data del año 379, bajo Gregorio Naciancero. La fiesta fue introducida en Antioquía hacia 380.  En Jerusalén, Egeria, en el Siglo IV,  atestiguó el banquete de la presentación, cuarenta días después del 6 de enero, el 15 de febrero, que debe haber sido la fecha de celebración del nacimiento.

Algunos mantienen que el 25 de diciembre fue adoptado solamente en el siglo IV como día de fiesta cristiano después de que el emperador romano Constantino I el Grande se convirtiera al cristianismo para animar un festival religioso común y convertir a los paganos en cristianos.

Contemporáneamente el mundo celebra la Navidad que tiene su origen en estas historias donde se recuerda el nacimiento de Jesús, y afloran los buenos deseos en todas las sociedades y pueblos del planeta.

Desde Cadena Nueve, les decimos: Feliz Navidad!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias