Julián Domínguez inauguró la muestra “30 años, 30 artistas” en conmemoración de los 30 años ininterrumpidos de democracia

Compartir

Consta de 30 urnas intervenidas por 30 artistas plásticos de primer nivel

Muestra Julián
El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, destacó hoy que “30 años de democracia es el mejor legado que les podemos dejar a nuestros hijos y a nuestros nietos, porque les estamos dejando más libertad, mas igualdad y mejores instrumentos para seguir luchando por una sociedad más justa”, al encabezar la inauguración de la muestra 30 años, 30 artistas, en conmemoración de los 30 años ininterrumpidos de democracia.

En este sentido, el titular de la Cámara baja nacional expresó: “Cada voto reivindica  la fortaleza del pueblo y consolida las bases de una nueva etapa, donde se respira más derechos en educación, trabajo, libertad y dignidad”.

Una de las obras expuestas en la muestra fue intervenida por el artista Miguel Rep, quien explicó: “Hace 30 años no creíamos que íbamos a llegar a este estado de libertad, incluso de los artistas que somos tan distintos todos. En los próximos 30 años vamos a dibujar más urnas y más derechos”.

Por su parte, Jorge Abot, autor de la urna intervenida en reivindicación de diferentes leyes aprobadas durante estos 30 años y que realizó en colaboración con su nieto, dijo: “Siento que hemos cambiado mucho, porque se ha luchado y creo que ahora hay posibilidades de pensar en el futuro”.

Las urnas serán obsequiadas a los distintos poderes legislativos provinciales, y a la Presidencia de la Nación, para su exhibición pública.

Estuvieron presentes en el acto los diputados Carlos Kunkel, Mario Oporto, Eric Calcagno, María del Carmen Bianchi, Andrea García, Carlos Gdansky, Luis Basterra y Mara Brawer.

Muestra 30 años, 30 artistas: avances y conquistas del pueblo argentino

Cada una de las obras, expuestas en la plaza seca del Anexo A del Congreso de la Nación,  reivindica diferentes derechos vinculados a los avances de este período democrático.

La muestra consta de 30 urnas electorales de 90 por 140 centímetros, intervenidas por prestigiosos artistas nacionales: Marta Minujín, quien plasmó el derecho a la libertad de expresión; Carlos Alonso y Marcia Schvartz que trabajaron con el derecho al voto; Jorge Abot, quien intervino la urna junto a su nieto Francisco, se referenció en el derecho a la libertad de organización sindical libre; Carolina Antoniadis, reflejó el derecho a la igualdad de trato y no discriminación.

El artista Pablo Bernasconi ilustró los derechos de igualdad ante la ley, a la cultura y a la identidad. Por su parte, el Colectivo Onaire, eligió el derecho a la libertad de expresión.

Juan Doffo intervino la urna con conceptos vinculados a los derechos a un ambiente sano y Freddy Filete lo hizo con el derecho a la educación libre y gratuita, al igual que Daniel García. El arquitecto Leandro Erlich, en tanto,  utilizó un juego óptico logrado con espejos para dar cuenta del derecho a vivir dignamente.

El Grupo Escombros remarcó entre sus conceptos el derecho a la defensa del orden democrático e institucional, la creación y la organización de partidos políticos.  El muralista e ilustrador Martín La Spina reivindicó con el número 109 el derecho a la identidad. La fotógrafa Adriana Lestido ilustró su urna con fotografías que reflejan el derecho a la educación, al trabajo y a la educación sexual.

El artista plástico Milo Lockett trabajó con los derechos de los pueblos originarios, mientras que Marcos López lo hizo con el derecho a la nacionalidad. Juan Maresca utilizó el derecho a la defensa del orden democrático e institucional y Miguel Rep eligió el derecho a la educación sexual y libre acceso a métodos anticonceptivos, al igual que su colega Alejandro Marmo.

Rubén Minutoli abordó los derechos a la creación de partidos políticos como así también a la igualdad de oportunidades para ocupar cargos políticos. El dibujante Carlos Nine desarrolló el derecho a la protección integral de la familia, a un trabajo digno y a la libertad de culto religioso.

María Pinto trabajó con el derecho a votar y Alfredo Prior con el derecho a la igualdad de acceso y trato ante la justicia. Martín Ron incursionó con el derecho a la protección contra el trabajo infantil y abusos sexuales.

Daniel Santoro intervino su urna representando al trabajador y su familia en condición a la organización sindical libre. Mariano Sapia lo hizo con el derecho a la salud y a la nutrición.  Poupee Tessio eligió el derecho al divorcio, Daniel Vidal el derecho a la igualdad de género y Andrés Waissman el derecho a la iniciativa popular.  Por último, Dalila Puzzovio abordó varios derechos, dejando una cara de la urna libre sin enunciados, donde sólo se ven los colores de la bandera.