domingo, septiembre 19, 2021

Futbol o Handball ¿Cuál es el reglamento a utilizar?

Normalmente siempre se utiliza un reglamento, en todo orden de la vida, en algunos casos y ámbitos se llama protocolo, en otros reglas, y en otros más allegados a dirimir cuestiones de los ciudadanos sometidas a la decisión de los Señores Jueces, se llaman Códigos.

En el ámbito judicial los Códigos sirven para que los justiciables, los ciudadanos, por sí o por medio de representantes legales puedan, una vez cumplimentados los procedimientos de los distintos fueros, obtener al final del camino un resultado, positivo o negativo a sus pretensiones, pero sí, un resultado.

En ese camino a recorrer desde el inicio de un expediente judicial hasta su terminación, y gracias al Código de Procedimiento aplicable según la materia, los letrados podemos hacer valer los derechos de quienes confiaron en nosotros para que los representemos.

Camino sinuoso si lo hay, pero apelando al dicho popular, “en la cancha se ven los pingos”, o dicho de otro modo, “cuando uno está en el baile, hay que bailar” se debe emprender el mismo a los fines de defender lo defendible.

Dichos aparte, no hay otro modo para impartir justicia desde los Estrados judiciales, que no sea el que un Juez, una vez iniciado un expediente y siguiendo las reglas que le dictan los Códigos de Procedimientos, concatenadas coherentemente a las pretensiones de las partes, debe aplicar,  y debe emitir un fallo, debe fallar.

Si bien siempre la biblioteca estuvo dividida en dos, el ejercicio profesional, con el tiempo, tendió a equilibrar esa división con la ayuda de los Jueces que, teniendo formado criterio ordenan sus decisorios conforme a Derecho aplicando con sentido común las normas no solo de forma sino también las de los Códigos de fondo.

Como un barco que luego de cada tormenta el Capitán logra equilibrar y hacerlo navegar a buenos puertos uno a uno y así ir tocando todos a su momento. Al igual, el Juez, que al terminar cada expediente en tiempo y forma, y una vez pasada la tormenta de peticiones, puede decir que ha aplicado el procedimiento en forma correcta, en base a las pretensiones de las partes y que se ha obtenido un resultado, una sentencia.

Muchas veces el cúmulo de tareas en los Juzgados, producto de varios factores ajenos al ciudadano de a pié, trasformado por circunstancias de la vida en un justiciable más, hacen que el barco no llegue a buen puerto.

Factores diversos como: falta de personal, de funcionarios, falta de Juez, falta de protocolos internos de trabajo, falta de presupuesto, falta de infraestructura acorde, y lo que es más grave aún, la falta de criterio procedimental, hacen no solo que el “expediente-barco” no llegue a buen puerto sino que puede darse el caso, hipotético por cierto, que quede varado en alguno, esperando la marea alta para poder hacerse nuevamente a la mar, herido de atraso, timoneado por un “Juez-Capitán” que a ratos y por horas trata de estabilizar, para salvar a los justiciables embarcados de los serios riesgo del naufragio.

La pregunta es: ¿Qué reglamento-código se está utilizando para navegar-comenzar el partido? La respuesta es: El reglamento es para jugar al Futbol, pero cuando suena el silbato del “Juez-Capitán” para que el “expediente-barco” comience su “navegación-partido” los justiciables usan el del Futbol pero la Justicia usa el de Handball y agarra la pelota con la mano.

*Abogado especialista en Derecho Bancario.  Vive en Ibarra partido de Bolivar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias