Escándalo en Carlos Tejedor: piden interpelación a la Intendente

Compartir

Un comisario departamental denunció por anomalías a la conducción de la Policía local.

 

Una denuncia contra la policíaIntendenta de Carlos Tejedor de Carlos Tejedor podría poner en jaque la gestión de la intendenta, María Celia Gianini. Es que el allanamiento que se realizó en la comisaría local por parte del área de Asuntos Internos del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia traería no sólo consecuencias internas en la Policía bonaerense, sino también políticas. La jefa comunal, mujer que responde al ministro del Interior y Transporte de la Nación, Florencio Randazzo, estaría por recibir en los próximos días pedidos de informes y de interpelación.

La historia comenzó con denuncias cruzadas entre policías. Un llamado telefónico que recibió el jefe de la Departamental de Trenque Lauquen, comisario mayor Gus-tavo Esteban, que tiene injerencia en Car-los Tejedor, desató el escándalo. En dicho llamado habría quedado determinado que varios vecinos habían radicado denuncias por distintos hechos delictivos y las mismas no habrían sido comunicadas a la fiscalía, lo que implicaría incumplimiento funcional. Esas denuncias no elevadas a fiscalía incluyen los delitos de malversación de fondos con horas cores y zona liberada para erradicación de prostíbulos, casas de juego y robo de ganado.

Ante este panorama, fue el propio Esteban quien radicó una denuncia contra las autoridades de la comisaría local, la cual recayó en la UFI Nº 2, a cargo de la fiscal María Cristina Ciccacci, que exigió la orden de allanamiento a la dependencia policial al titular del Juzgado de Garantías Nº 1, Ge-rardo Palacios Córdoba.

En consecuencia, vecinos señalan que los cuestionamientos a la Policía de Tejedor son una marca registrada en la ciudad. Además hablan de una especie de feudo llevado adelante por la intendenta kirchnerista María Celia Gianini de Lafleur.

La inspección duró aproximadamente seis horas. Desde Asuntos Internos fueron estrictamente minuciosos en revisar todas las oficinas de la dependencia policial y, según el informe de la fiscalía, “el allanamiento practicado en la Estación de Policía Comunal de Carlos Tejedor fue un éxito”.

Como se dijo, las denuncias entre policías surgen día a día en la localidad y, ante esto, la mandataria municipal puede recibir un duro revés. Es que la Policía del distrito es Comunal, por lo que está bajo las órdenes de Gianini.

Si bien la ley 13.210, de Policía Comunal, en su artículo 6 señala que los jefes comunales “mantendrán su dependencia orgánica con la autoridad de aplicación”, es decir, de la Policía provincial, no los exime de responsabilidades, ya que en ese mismo artículo se expone que “las Policías Comunales de Seguridad dependerán funcionalmente del señor Intendente de cada Municipio involucrado”.

Además, la ley marca que “cada Intendente diseñará las políticas preventivas y las acciones estratégicas de la Policía Comunal de Seguridad, que impartirá al Jefe de dicho Cuerpo para el desempeño de la fuerza policial, a través del funcionario que él podrá designar”. Esto es lo que le reclaman los bloques opositores a la mandataria municipal, y que lo harán mediante proyectos de informes en el Concejo Deliberante.

Asimismo, según se lee en la legislación, “el Jefe de la Policía Comunal de Seguridad deberá cumplir las directivas e informar, a requerimiento del Intendente, sobre las acciones realizadas. En dichos casos, el incumplimiento será considerado falta grave”. Ante esto, solicitan a Gianini explicaciones sobre si estaba al tanto de las anomalías que se estarían llevando a cabo en la comisaría de su distrito.

Además de cargar con la responsabilidad de tener bajo su órbita a la hoy cuestionada Policía Comunal, la intendenta no contaría con el apoyo del gobierno de Scioli, por su estrecho lazo con el ministro Florencio Randazo. Tanto es así que fuentes del Mi-nisterio de Justicia y Seguridad bonaerense indicaron que la intendenta habría llamado en reiteradas ocaciones a distintas dependencias provinciales para que frenen el ca-so o que su gestión salga lo menos perjudicada posible.

La documentación secuestrada está siendo clasificada y ordenada por los instructores judiciales de la causa, lo que permitirá establecer si en las próximas horas algún efectivo policial de Carlos Tejedor pasa a disponibilidad.

Gianini se defendió ante la prensa esgrimiendo que su municipio está fuera de es-ta investigación, pero los bloques opositores ya preparan para las próximas sesiones varias solicitudes de informes, entre los que se destaca un duro pedido de interpelación. Mientras la Justicia estudia y evalúa los pasos a seguir, la jefa comunal espera en su despacho el desenlace de una interna policial que puede poner en riesgo su gobierno.

Fuente info: La Tecla