La Agrupación Militancia Peronista recuerda el primer triunfo de Perón

La Agrupación Militancia Peronista hizo público un documento recordando el nacimiento del movimiento que liderara Perón tras su primer triunfo electoral el 24 de febrero de 1946. La nota expresa que “Hace 67 años el pueblo argentino recuperaba la voluntad soberana de elegir democráticamente a sus gobernantes”.

Tras ello, añade que “El 24 de febrero de 1946 resurgía avasallante el proyecto nacional de las mayorías populares y la clase trabajadora se ponía al frente de ese movimiento, ratificando como conductor político al entonces coronel Juan Domingo Perón”.

“El triunfo popular del 24 de febrero abría el camino a la justicia social, la independencia económica y la soberanía política. Fue la reivindicación del trabajo, la salud, la educación, el deporte y el despertar de una nación industrial y solidaria, que sentó los derechos del trabajador, el sistema previsional, propició su organización y capacitación, otorgó el voto femenino logrando la participación de la mujer en la vida ciudadana, se multiplicaron los hogares escuelas, los jardines de infantes, hospitales, barrios obreros, centros de turismo, hogares de ancianos y huérfanos; las fabricas crecieron raudamente, el PBI (producto bruto interno) se repartió equitativamente entre el capital y el trabajo, el orgullo nacional nuestra flota mercante, los recuperados ferrocarriles, construyó plantas de fabricación de automóviles nacionales. Diseñó los planes quinquenales, produjo sus propios insumos, tecnificó el campo, puso en producción las tierras fiscales, rescató al aborigen y legisló desde la constitución justicialista de 1949, los derechos del trabajador, de la niñez y la ancianidad”, agrega recordando hechos históricos.

“Aquel 24 de febrero consagró a Eva Perón, nuestra maravillosa Evita, como la abanderada de los trabajadores; fue también su triunfo y su ejemplo de una militancia social insobornable. Fue un mensaje de esperanza y compromiso con los humildes, por eso a pesar de los golpes, muertos y desaparecidos seguimos en el puesto de lucha, porque “donde hay una necesidad, hay un derecho”, sigue señalando.