Una vecina de Facundo Quiroga festejó un Siglo de vida

Compartir

Se trata de Filomena Librandi de Destéfano

La convecina de Facundo Quiroga, Filomena Librandi festejó el cumpleaños número 100. La celebración fue junto a sus hijas, nietas, bisnietas y amigos. Un orgullo para la familia!.

La señora Filomena nació en Ameghino el 4 de febrero de 1913. Desde muy pequeña se sumó a su familia a realizar las tareas rurales. Ordeñó, sembró y cuidó a sus hermanos mientras crecía. Era parte de una manera de vivir en el campo. Los hermanos mayores cuidaban a los menores.

Más tarde, con sus padres y familia, se trasladó a la Estancia “El Mirador” en cercanías de Facundo Quiroga. Con el tiempo compraron unas hectáreas de campo cerca de la hoy Ruta 50. Allí se reubicaron y siguieron con las mismas actividades. Filomena creció y se puso de novio.

Transcurría el año 1939. Tenía 26 años. Se casó con José Destéfano vecino de esa localidad. Tuvieron 6 hijos. Los primeros fueron mellizos que murieron al nacer. Luego llegaron otros dos que corrieron la misma suerte ante enfermedades propias de la época. Más tarde llegarían dos mujeres. Sus alumbramientos fueron en Lincoln. Se llaman Marta y Elsa. La mayor desde hace muchos años vive en Los Toldos. La menor siempre junto a su madre en Quiroga.

Joven y con 32 años, esta centenaria mujer, queda viuda con sus dos pequeñas hijas. La mayor 3 años y la menor 6 meses.

Sin tiempo para el dolor y el duelo, siguió adelante en el camino de la lucha y crianza de su descendencia. Al año de la viudez, con la venta de unas vacas se compró la casa donde vive y la de al lado.

Ya viviendo en la localidad, a donde se habían mudado tras estas vicisitudes que la vida le había presentado, esta mamá luchadora procuró el camino de sus hijas. Convirtiéndose Elsa, la menor, en un puntal importante mutuo cuando Marta deja la población.

Filomena lavaba y planchaba en casas de familia. Además, cosía ropa de hombres para las tiendas de la localidad. Elsa emprendió el camino del estudio. Primero lo hizo como auxiliar de enfermería. Luego el secundario y más tarde el profesorado. Con su dinero  se fue convirtiendo en el sostén de la familia.

Durante 9 años caminaron juntas desde las 12 de la noche a las 7,30 de la mañana, cualquiera fuese la inclemencia del tiempo. Elsa poniendo inyecciones y tomando la presión. Filomena le organizaba la recorrida y la acompañaba. A esa hora, con las primeras horas del nuevo día, se despedían. La hija se dirigía a dar clases en el secundario. La madre, a descansar un rato para luego ponerse a coser, lavar o planchar.

Siempre cuidó mucho, primero a sus hijas, luego a sus nietos y más tarde a sus bisnietos. Supo de pérdidas y no quería más sufrimientos. El instinto materno la aferró a los cuidados y protección.

Hoy, Filomena con un Siglo a cuesta, no camina porque no quiere usar bastón. Todo una coquetería. Intentó hacerlo agarrándose de los muebles pero se caía. Está lúcida, mira TV, se desenvuelve sin antejos. Cuentas historias del pasado y de los habitantes de la localidad. Los ubica en tiempo y espacio. Casas y calles.Admirable!

La familia con alegría y orgullo, le festejó el cumpleaños número 100. Un regalo de Dios, del cielo y la vida, llegar al Siglo. La familia toda le dijeron Muy Feliz Cumpleaños!. Los vecinos y amigos también. Desde Cadena Nueva: Muchas Felicidades y que Dios la bendiga!