Asamblea de 1813: 200 años construyendo Soberanía

A 200 años de la Asamblea General Constituyente de 1813, desde la Corriente de Liberación Nacional KOLINA, queremos conmemorar aquel hito histórico como una pieza fundamental del proceso de constitución de nuestra patria, que comenzó con la revolución de 1810 y continúa hasta el presente con las reivindicaciones históricas llevadas a cabo por el actual Proyecto Nacional.

Aquella Asamblea, que la historia oficial se ha empeñado en señalar como fracasada, debe ser entendida como un peldaño más en el largo camino de la construcción política y cultural del ser nacional. Si bien, ni la independencia del país ni la inclusión de la totalidad del pueblo fueron tenidas en cuenta, allí se dictó la libertad de vientres, la libertad de palabra, la abolición de la tortura y de los títulos de nobleza, se mandó a acuñar la moneda nacional, entre otras acciones fundamentales para la constitución de un país soberano y respetuoso de los Derechos Humanos.

Doscientos años después, un proyecto nacional, popular, federal y democrático que se dedicó desde el primer día a la ampliación de los derechos, recoge aquellas banderas de libertad y trabaja diariamente por consolidar una idea de país verdaderamente justo, libre y soberano.

Los sectores que en 1813 quedaron fuera de aquel modelo de país, enfocado principalmente en las necesidades de los porteños, hoy son incluidos en el proyecto nacional que impulsan, desde 2003, primero Néstor y ahora Cristina… Los pueblos originarios, los descendientes afroamericanos, los argentinos del interior del país y todos los habitantes que alguna vez fueron excluidos por el estado y por la historia.

Porque consideramos importante poner en relieve esta fecha y discutirla en toda su dimensión, porque vemos un hilo conductor entre aquellas gestas de nuestra historia y el compromiso de este Gobierno con las luchas por la emancipación nacional y la justicia social, mañana desde las 17.30 en Avenida Belgrano y Avenida 9 de Julio, KOLINA se concentrara para luego marchar hasta el Cabildo y participar de las numerosas actividades y debates que se darán en el lugar.