Carroza del Corso

Compartir

Señora Directora:

Me dirijo a usted en virtud de haber leído en el medio que Ud. dirige una nota sobre el corso llevado a cabo en la localidad de Patricios, partido de Nueve de Julio, referida a que una de las denominadas “carrozas” se mofa de la primera mandataria de nuestro país con una leyenda  “Cristina presidiaria”, sin dejar de mencionar también algunas burlas hacia el fallecido ex presidente Néstor Kirchner.

El humor político siempre es bienvenido en cualquier parte del mundo, y hace al desarrollo de las sociedades mas avanzadas. Ahora bien, una cosa es EL HUMOR con mayúsculas y otra muy distinta es la falta de respeto a las investiduras, las instituciones y a las autoridades.

Se quiera o no, guste o no guste, Cristina Fernández de Kirchner es hasta el 10 de diciembre de 2015 la primera mandataria de la República Argentina, en total uso de sus atribuciones y funciones y no se encuentra privada de su libertad, por ende, no puede ser una “presidiaria”, sin dejar de mencionar que las mofas hacia el fallecido ex presidente Kirchner son de una bajeza moral pocas veces vista, pues se trata de alguien ausente, de alguien que no puede defenderse por si mismo.

Motiva la presente misiva la desazón que me causa el saber que la fotografía publicada por su medio fue difundida por la Dirección de prensa del municipio de la ciudad donde nací. Siempre fui y moriré siendo un hombre de consensos, y estoy convencido que el Dr. Walter Batistella, a quien conozco desde chico, también transita el mismo camino como hombre público, de manera tal que no entiendo esta actitud de un funcionario a cargo de la vocería municipal que-por lo que se-ni siquiera es de mi ciudad, sin dejar de mencionar algunas cosas que he leído sobre este señor publicadas por diferentes medios.

Creo muy firmemente que la política en una herramienta muy útil a la sociedad cuando se pone la inteligencia y al servicio de las personas, cuando el bien común es un paraguas que abarca la sociedad entera, y como hombre de empresa y político, siempre mis acciones se dirigen en ese sentido. Sin agravios, sin exacerbaciones, sin ironías y sin palabras que laceran ni las personas en particular ni el tejido social en general.

Como país, somos jóvenes en términos históricos, y la comunidad de Nueve de Julio tiene una plusvalía interesante: el ser una comunidad chica donde las cosas son mucho mas acotadas que en las grandes ciudades. Por ende, el respeto, la tolerancia y las virtudes pueden ser difundidas con el ejemplo mucho mas fácilmente. Espero que no se elija el camino de la violencia, ni política ni de ninguna índole, y lo espero por  que todavía en mi corazón siento que es mi ciudad, pues  ni ella y sus habitantes merecen algo mejor que esta odiosa situación de baja estofa.

Atte.

Mario Burgueño Hoese
DNI: 13.545.435