Se agrava la situación hídrica en Pehuajó

Las últimas precipitaciones pluviales, especialmente la caída durante esta madrugada y la mañana de hoy, han agravado la situación hídrica en todo el distrito con guarismos que llegan a 85 mm en pocos minutos caídos sobre la localidad de Mones Cazón,  en donde por la presión se produjo la rotura de una compuerta del canal que protege la zona urbana y el agua ingresó a áreas de viviendas debiendo extremarse el esfuerzo tendiente a reparar la misma y evitar inconvenientes mayores.
Además un alerta meteorológico de la hora 13 señala que se aguarda para esa zona nuevas lluvias con tormentas muy fuertes y posibilidad de granizo.
En casi todas las localidades y zonas rurales, se suceden las situaciones similares con anegamientos y desbordes de espejos de agua, contenidos con un incesante trabajo de la Municipalidad preservando en forma prioritaria los sectores urbanos y construyendo nuevas defensas y terraplenes. Uno de los trabajos más significativos se está realizando en el sector del aeródromo donde el agua superó la defensa y anegó totalmente el mismo. En estos momentos se construye un nuevo terraplén con un incesante movimiento de camiones y maquinarias para luego producir a la evacuación del agua por medio de los sistemas de bombeo, en tanto se construyen nuevas estaciones de importante magnitud y bombas de alto poder de absorción de los excedentes hídricos. Tareas similares se observan en diversos puntos del Distrito.
Las estadísticas muestran la alarmante situación que supera los guarismos históricos registrados, dado que en algunas zonas se ha superado la marca de 2.000 mm caídos durante el año, la cual excede en más del doble la media anual con la lógica consecuencia y grave situación que puede observarse sobre toda la zona. En los últimos días los registros indican que 265 mm han caído en varias zonas del Partido agravando la situación y complicando los trabajos que se venían realizando.
El Intendente Pablo Zurro, mantiene una permanente actividad con la realización de nuevos trabajos de defensa, monitoreando la situación en toda la región y dirigiendo la infraestructura municipal al problema hídrico, aún con la continuidad de un importante plan de obras en plena ejecución.