Es Beata una religiosa de Pergamino

El gobernador Daniel Scioli ponderó los valores de “amor y solidaridad” de la primera beata de la Provincia de Buenos Aires, María Crescencia Pérez, al participar en Pergamino de la ceremonia de beatificación que congregó a miles de fieles de todo el mundo.

Scioli destacó la multitudinaria manifestación que dio marco a la beatificación y sostuvo que tamaña expresión “renueva la fe”, como le tocó experimentar en su vida personal tras el accidente que sufrió durante una carrera de lanchas.

Con la especial presencia del Cardenal Angelo Amato, enviado del Vaticano, el Gobernador entregó el decreto que declaró el evento de interés provincial, y visitó la capilla Nuestra Señora del Huerto donde yacen los restos de  María Crescencia, oriunda de esta localidad ubicada al norte de la Provincia.

“La hermana Crescencia era una persona con una bondad sin límites, cariñosa, con los pobres, los niños y especialmente los enfermos”, señaló el representante de la Santa Sede, luego de regalarle a Scioli un rosario bendecido por el Papa Benedicto XVI.

Estuvieron presentes también el Embajador Argentino ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero; el Secretario de Coordinación Institucional, Eduardo Camaño; el Director de Culto, Enrique Moltoni; el intendente local, Héctor Gutiérrez, y representantes de la Iglesia Católica.