Tres defensoras de usuarios analizan la formación de precios de alimentos

Compartir

Lo hacen ante el impacto de la concentración económica en los precios

Las ONG Deuco, Unión de Usuarios y ADDUC comienzan a analizar la estructura de los formadores de precios, a los fines de su modificación en beneficio de los usuarios y consumidores al tiempo que lo tendrán informado. Al respecto comenzarán con los lácteos, el azúcar y los aceites.

Con esta decisión  las entidades Deuco, ADDUC, y la Unión de Usuarios y Consumidores, enfrentarán a los formadores de precios ya que la iniciativa empezó a tomar forma luego de que las ONG mencionadas –que suelen ser las más independientes del poder político y el empresario– consideraran que la emisión de índices de precios privados sin suficiente sustento técnico no resultaba de utilidad informativa para los consumidores.

Los trabajos que surjan de estas entidades en las próximas semanas –los primeros sectores serán los lácteos, el aceite y el azúcar–, están basados en la concepción teórica de economistas heterodoxos jóvenes. En la preparación de los documentos, las ONG estudiaron artículos de Martín Schorr y Pablo Manzanelli, el ya fallecido Daniel Aspiazu (Flacso); del centro CIFRA, comandado por el prestigioso economista y director de YPF Eduardo Basualdo; el Plan Fénix y el CENDA. De esta última entidad, se consideró el estudio “Las causas de la inflación en la actual etapa económica argentina: un nuevo traspié de la ortodoxia.” Publicado en 2006, lleva las firmas del ahora viceministro de Economía, Axel Kicillof, y la investigadora Cecilia Nahón, que hoy ostenta el cargo de secretaria de Relaciones Económicas de la Cancillería.
“Cuanto mayor sea el poder monopólico tanto en la producción de bienes como de servicios, mayor será también su capacidad para apropiarse del resultado del incremento de los precios por sobre los costos, obteniendo así una ganancia extraordinaria. Y la pronunciada concentración del capital que se evidencia en la economía argentina no ha hecho más que crear las condiciones para que las empresas de ciertas ramas puedan multiplicar sus ganancias extraordinarias”, apuntaba el trabajo hace cinco años. Y agregaba que, por entonces, “la industria argentina se encuentra sumamente concentrada. Esta estructura de mercado aumenta la presión para que el precio de venta en el mercado interno alcance rápidamente su límite superior”.

Sin dudas se abre un debate muy importante, ya que un reducido grupo siempre formaron los precios para todo el país.