El país recuerda al “Padre de la Patria”

Compartir

Se cumplen 162ª años del fallecimiento de José de San Martín

José Francisco de San Martín, considerado el Padre de la Patria,  Nació el 25 de febrero de 1778  en Yapeyú, una ex misión jesuítica situada a orillas del río Uruguay en la Gobernación de las Misiones  Guaraníes  del Virreinato del Río de la Plata,  en la actual  Provincia de Corrientes. Fallecio en  Boulogne Sur Mer, Francia un 17 de Agosto de 1850.  Fue un militar, cuyas campañas fueron decisivas para las independencias de nuestro país, Chile y Perú.

El 6 de diciembre de 1783, con aún cinco años, y previa estadía en Buenos Aires,  viajó a España  con su familia, pues su padre había sido destinado a Málaga. Comenzó sus estudios en el Real Seminario de Nobles de Madrid y en la Escuela de Temporalidades de Málaga en 1786. Ingresó posteriormente en el ejército haciendo su carrera militar en el Regimiento de Murcia. Combatió en el norte de África y luego contra la dominación napoleónica de España, participando en las batallas de  Bailés y La Albuera. Con 34 años, en 1812, habiendo alcanzado el grado de Teniente Coronel, y tras una escala en Londre, partió a Buenos Aires, donde se le encomendó la creación del Regimiento de Granaderos a Caballo -que hoy lleva su nombre-, el cual logró el triunfo en el  Combate de san Lorenzo. Más tarde, se le encomendó la jefatura del Ejército del Norte, en reemplazo del General manuel Belgrano. Entonces concibió su plan de  emancipación sudamericana, comprendiendo que el triunfo patriota sólo se consolidaría al eliminar todos los núcleos realistas en el continente.

Nombrado gobernador de Cuyo, con sede en la ciudad de Mendoza  puso en marcha su proyecto: tras organizar al Ejército de los Andes cruzó la cordillera del mismo nombre y lideró la liberación de Chile, en las batallas de Chacabuco y Maipú. Utilizando a una flota organizada en Chile, atacó el centro del poder español en Sudamérica, la ciudad de Lima, declarando la independencia del Perú en 1821. Poco después se encontró en Guayaquil con Simón Bolívar, y tras una breve entrevista le cedió su ejército y la meta de finalizar la liberación del Perú. San Martín partió hacia Europa, donde murió el 17 de agosto de 1850.

San Martín y Bolívar son considerados los dos libertadores más importantes de Sudamérica de la colonización española. En la Argentina se lo reconoce como el padre de la Patria y se lo valora como el principal héroe y prócer nacional. En el Perú se lo reconoce como libertador del país, con los títulos de «Fundador de la Libertad del Perú», «Fundador de la República» y «Generalísimo de las Armas». El Ejército de Chile le reconoce el grado de Capitán General.