En 9 de Julio el 83% de los accidentes en la ciudad son “fallas humanas”

Compartir

Lo dijo el Director de Tránsito Carlos Agrati

Para el Director de Tránsito nuevejuliense el 83 % de los accidentes en la ciudad son”fallas humanas”. Carlos Agrati lo señaló al realizar consideraciones sobre la sensible área que conduce, la cual es objeto de múltiples críticas sectoriales.

Al respecto el funcionario se refirió al tránsito de la ciudad, los operativos y controles que realizan desde el área en distintos sectores de la ciudad, la educación vial, el respeto por el prójimo y la responsabilidad que se debe tener como conductores. Además, cerró el informe con un consejo para los jóvenes y padres.

 “Tenemos un programa de invierno de operativos sorpresas en conjunto con la Policía Comunal. Se realizan operativos preventivos en la Av. San Martín entre 25 de Mayo y Libertad (Cámara de Comercio), como así también operativos diarios en distintos sectores en la faz preventiva, donde se exige la documentación obligatoria y donde también se hace hincapié en las conductas al volante. Tenemos un programa para los fines de semana donde se refuerzan los operativos en distintos horarios del día y se hacen además en forma nocturna, donde se incorporan barrios aledaños y accesos a la ciudad”, destacó.

Por otra parte, Agrati dijo que también se controlan los vehículos que se hallan en estado de abandono en la vía pública, así como también la circulación y estacionamiento de camiones en la zona comprendida entre las avenidas de Circunvalación “que es el límite máximo que tiene vigente la Ordenanza”.

También, el funcionario hizo referencia al relevamiento de los sistemas de control como son los semáforos y manifestó que “tenemos un sistema que no es muy moderno y hace un tiempo que está instalado y necesitan de un mantenimiento diario, además se está gestionando la reparación e instalación de semáforos en nuevas intersecciones”.

Con respecto a la demarcación horizontal y señalamiento vertical que realiza la Dirección de Transito, recordó que hace tres años que trabajan con una pintura que es la que se exige a nivel nacional con respecto a las normas vigentes. “Es un material de aplicación rápida pero que exige de un tratamiento en la superficie a pintar que lleva un tiempo prolongado, debemos tener buena aplicación porque los materiales son de alto costo, así tenemos un rendimiento adecuado. Estas demarcaciones se realizan en las sendas peatonales, líneas de frenado, ochavas, flechas direccionales en algunas esquinas, y se aplica además con un material que es reflectivo para dar una buena visibilidad en días de niebla, cuando amanece o anochece”. También se realizan estas tareas en la zona céntrica de localidades como Dudignac y Quiroga “y se prevé realizar otras tareas de demarcación en el acceso a Dudignac y planta urbana dado que estamos trabajando con la Escuela Nº 15 de esa localidad en temas de seguridad y educación vial”, destacó.

Se realiza también el relevamiento de todos los reductores de velocidad que exigen de un mantenimiento adecuado, para que el conductor pueda ser advertido y realice el frenado correspondiente”.

 La educación vial

Por otro lado, respecto al tema de educación vial, Agrati explicó que “consideramos que la educación vial es fundamental para llevar adelante un programa de fortalecimiento de la seguridad vial, esto no quiere decir que con la seguridad vial sólo vamos a mejorar la conducta, pero sí va a aportar una parte importante que es la concientización y prevención de todos los conductores; hacer hincapié en la actitud de conducción, si bien la documentación es importante, nosotros tenemos que tener en cuenta que la conducta al

volante influye muchísimo. Con esto quiero decir que podemos fiscalizar, ser muy eficientes en el control del tránsito, pero si el conductor en general no colabora con el inspector y no nos respetamos los unos a los otros, nunca vamos a poder llevar adelante un programa que dé buenos resultados. Por eso solicitamos a los conductores que respeten las normas de transito, que respeten las velocidades máximas, que la mayoría de los accidentes que tenemos hoy en día en la ciudad se dan en las intersecciones, y sobre todo con motos. Eso nos dice, nos da una lectura, que no respetamos las velocidades máximas, las prioridades de paso en las esquinas y son cosas muy sencillas que con el solo hecho de concentrarnos en la conducción y ver que nuestros derechos llegan hasta donde empiezan los de los demás, partiendo desde ese punto de vista vamos a tener muchos accidentes menos”.

Continuando con la educación vial llevada a cabo con alumnos, Carlos Agrati, manifestó que “tenemos un programa muy amplio sobre la educación vial, que año a año lo vamos desarrollando y extendiendo. Este año, por ejemplo, tenemos previsto un trabajo de aquí a fin de año en las localidades de Dudignac con la Escuela Nº 15, que es un proyecto integral, donde se incorpora a toda la comunidad y a las autoridades para poder llevarlo a cabo con mas efectividad, donde se trabaja en conjunto con Policía Comunal en los ingresos y egresos a los establecimientos educativos, se trabaja también con los chicos en la vía pública, se realizan charlas de educación vial, tareas de campo, visitas guiadas y se le da una participación directa a los alumnos, familiares y demás usuarios de la vía pública. Tenemos otro programa que estamos llevando adelante en Ciudad Nueva, en el Colegio “Los Ceibos”, con el control de ingreso y egreso al establecimiento educativo, porque nosotros observamos que en ese sector de la ciudad tenemos una trasformación donde al incorporarse dicho establecimiento, más la zona que se ha urbanizado, y está sobre una vía muy importante de comunicación como es la Ruta Nacional Nº 5, entonces debemos planificar actividades y acciones directas sobre ese sector. Comenzamos con este proyecto que lo vamos a ir ampliando y desarrollando en otros establecimientos de la zona y realizaremos operativos conjuntos con policía sobre el acceso Almirante Brown. Además, hacemos conjuntamente con el Museo y Archivo Histórico visitas guiadas a escuelas que así lo soliciten, coordinamos con los docentes temas viales, donde vemos que despiertan un gran interés en la comunidad. En escuelas de campo también somos parte del programa municipal en coordinación con distintos funcionarios de diferentes áreas. Nos parece muy importante trabajar coordinados y poder desarrollar actividades en la comunidad ya que el tema del tránsito es algo muy complejo en el que estamos todos incluidos y cada ciudadano tiene que hacerse cargo de su responsabilidad”, remarcó.

 La seguridad vial

 En cuanto a la seguridad vial, el responsable del área de tránsito del municipio local destacó que “estamos planificando a futuro otro tipo de demarcación en lo que respecta a zonas recientemente asfaltadas, como es el caso de la avenida Compairé en intersección con Acceso Presidente Perón. Se prevén realizar demarcaciones y alguna barrera para que los conductores desarrollen menores velocidades. La ciudad es amplia y crece día a día, por su condición geográfica se encuentra en una zona de privilegio y es comunicadora de dos vías principales como son las Rutas 5 y 65. En ese sentido observamos que además de los problemas propios de la transformación de la ciudad, de la incorporación de vehículos a la vía pública, tenemos que incorporar el tránsito pasante que le da un condimento más de riesgo e incrementa la cantidad de vehículos haciendo que debamos estar más atentos con respecto a esto”.

En cuanto a la Pista de Conducir, aquella donde se toman las prácticas de los exámenes para la obtención de la licencia de conducir, Agrati manifestó que “los días martes y jueves hacemos las evaluaciones teóricas en la oficina técnica de la Municipalidad y luego se lleva a cabo la evaluación práctica en la pista de conducción que se encuentra en el Parque Industrial. Dicha pista fue inaugurada en el presente año y estamos trabajando allí. Es muy importante además, para cualquier conductor que desee practicar fuera de los horarios que hacemos las evaluaciones puede hacerlo, puede usarla el público en general. Es importante tener un lugar apropiado alejado de la zona urbana”.

Opinión sobre el tránsito en la ciudad

Creo que hay un gran desorden, y el gran desorden si nos referimos al origen, tenemos que pensar que hay una gran cantidad de vehículos que se incorporan a la vía pública a diario que no nos damos cuenta, eso implica que el espacio físico se reduce cada vez más, e implica además que nosotros mismos cada día tenemos que tomar distintas actitudes en cuanto a la conducción, respecto a fijarnos dónde estacionamos, de qué manera lo hacemos, ver los elementos y sistemas de seguridad para ser utilizados. Aquí observo a diario que es muy poca la gente que utiliza las luces de giro, teniendo en cuenta la importancia que tienen tales luces, que encendiéndolas estoy advirtiéndole a la persona que vine detrás mio de la maniobra que voy a hacer, también la importancia de la utilización del casco en las motos cosa que tanto insistimos, el cinturón de seguridad en los automóviles, consideramos que estos elementos son vitales, necesarios y obligatorios; es como tener un hábito, cada vez que me subo a un vehículo es colocarme el cinturón o el casco, después observamos que la gente, pese a tener espacios físicos amplios como avenidas y calles, no aprovechamos ni usamos correctamente la vía pública. Que quiero decir: cuando estacionamos observamos que hay una distancia demasiada amplia -a veces- entre vehículo y vehículo y si hacemos una sumatoria de la cantidad de autos estacionados en una cuadra vemos que si nos acercamos un poco más a cada vehículo podría haber más espacio físico para estacionar. También vemos que todos los conductores que vienen a realizar algún trámite al centro, necesitan llegar hasta la puerta del lugar donde van a descender para estacionar y ya hoy, con la cantidad de vehículos que tenemos (es la segunda ciudad en la provincia de Buenos Aires donde hay más vehículos), el espacio físico se reduce cada vez más y tenemos que tomar otras actitudes, como dejar el auto dos o tres cuadras antes de la plaza y caminar, sabiendo que no voy a encontrar lugar para estacionar, ya que en determinados horarios del día se hace imposible por el movimiento que tiene la ciudad, eso hace que debamos ir modificando algunas actitudes”.

 Para los jóvenes conductores de motos y padres de éstos

Este año y por primera vez tenemos establecido el mapa accidentológico municipal, y tenemos la noción de dónde se producen la mayor cantidad de accidentes, sabemos los puntos negros de la ciudad, las zonas más conflictivas y es preocupante observar a diario que están ocurriendo demasiada cantidad de accidentes.

Lo fundamental es tomar conciencia que un adolescente, si bien los padres le pueden enseñar a conducir, la Ley pone condicionamientos para la juventud respecto a la obtención de la primera licencia de conducir y que es para un ciclomotor, y luego tiene que tener dos años previos para ampliar ésta para un vehículo de mayor cilindrada. Un ciclomotor tiene 50 cilindradas y desarrolla 50 km. de velocidad máxima. Esto lo prevé la Ley porque considera que si bien una persona conduce desde muy joven, no está todavía lo suficientemente

desarrollada para determinar las situaciones de riesgo. Todos sabemos que los accidentes son hechos inesperados que se presentan en momentos en que uno no lo tiene elaborado, pero que tenemos que definir una situación en muy poco tiempo.Entonces, el consejo nuestro es que los padres se acerquen a la Oficina antes de comprar un vehículo a sus hijos, consulte si por la edad están preparados para conducir ese tipo de vehículo, o sea, trabajar en la prevención, en la concientización, porque después que ocurren los accidentes no podemos volver para atrás. Hacerles conocer a los chicos que son muy inteligentes, ya que vemos cuando rinden para la obtención de su primer licencia toman las cosas con mucha seriedad y se interiorizan por los temas viales, pero después necesitamos que ese interés que demuestran en los exámenes lo lleven a la práctica en la vía pública”.

Somos cocientes que la mayor parte de los accidentes o el triangulo accidentológico nos dice que el 83% de los accidentes son por fallas humanas, entonces determina que el problema está en la actitud de conducción, por eso hacemos hincapié en los temas educativos, que consideramos que son más lerdos, que llevan mucho tiempo para mejorar, pero que es el camino que debemos seguir, acompañado de los operativos y demás actividades, pero hacemos hincapié en la juventud, ya que es la franja donde se producen la mayor cantidad de accidentes y además la mayoría de esos accidentes son en moto, que si bien el ciclomotor es el primer vehículo para conducir, es el más peligroso porque es el más vulnerable, es donde la persona está más expuesta y no tiene ninguna defensa. Recalcamos que no solamente podemos tener un impacto con otro vehículo, podemos perder el equilibrio también. La Ley dice que el ciclomotor es diseñado para una sola persona, porque su estructura es débil, el amortiguador viene para el peso de una persona, entonces podemos perder el equilibrio y generar accidentes; además vemos a diario motos que a veces diseñadas para soportar el peso de dos personas, las vemos con tres o cuatro ocupantes con el riesgo que eso implica, poniendo inconscientemente en riesgo a mi propio hijo, sobre una situación que le crea molestia a las personas que sean advertidos, aconsejados o interceptados por los inspectores de tránsito, tarea difícil porque es de prevención, de tratar de hacerle entender a los conductores los riesgos que hay en la vía pública. De qué nos sirve hablar después que ocurrió una desgracia si tenemos todo para trabajar antes que ocurra. Por eso nuestra invitación es que nos concienticemos, trabajemos juntos, que apoyen nuestro trabajo, que estamos abiertos para escuchar sugerencias y observaciones hablando siempre para construir y dejando de lado la transgresión, la falta de respeto, porque consideramos que el camino lo tenemos que hacer entre todos, para tener un tránsito más seguro cada día”, finalizó.