En Junín un camionero le provocó serias quemaduras a su hijo

Compartir

El episodio está siendo investigado y el joven está internado

La justicia investiga un episodio en Junín que tiene por protagonista a un hombre de 49 años y a su hijo de 26, quien identificado  como Franco Insúa, ingresó en el Hospital Interzonal “Abraham Piñeyro” con graves quemaduras, ya que  le habrían arrojado combustible sobre el cuerpo.
El episodio en cuestión ocurrió minutos después del mediodía de ayer en una vivienda ubicada en la calle 17 de Agosto al 282 de esa Ciudad.
Según las fuentes judiciales, el padre, identificado por la policia como Eduardo Insúa, 49 años, camionero habría sido sorprendido por un móvil policial de Comisaría Primera en momentos en que desde la calle y con un bidón en sus manos arrojaba un líquido por una ventana hacia el interior del comedor, generándose un incendio, cuyas llamas alcanzaron al joven, provocándole quemaduras en más del 30 por ciento de su cuerpo, por lo que debió ser asistido de urgencia por un médico de la empresa de emergencias Intermed, siendo derivado a un centro asistencial local donde quedó internado en grave estado a consecuencia de las lesiones causadas por el fuego.
En tanto, una dotación del Cuerpo de Bomberos acudió al lugar para sofocar el siniestro.
En el marco de la investigación llevada adelante por la Comisaría Primera, se solicitó tanto a Bomberos como a Policía Científica las pericias correspondientes, a fin de poder establecerse si el líquido arrojado sobre la víctima era nafta.
Asimismo se deberá establecer las circunstancias que originaron el conflicto. La causa está caratulada como ‘Lesiones graves’, y el padre a quien se le secuestró el bidón fue puesto a disposición de la justicia.
Franco Insúa fue alojado en la Unidad de Terapia Intensiva de la Clínica La Pequeña Familia y se decidió posteriormente su traslado al Instituto del Quemado en la Capital Federal.