Dentistas en las Escuelas del Distrito

Compartir

Se pone en marcha un control bucal de los estudiantes de los primeros grados

Acordado entre las autoridades educativas y la Secretaría de Salud nuevejuliense se pone en marcha un programa tendiente a controlar la salud bucal de los alumnos de las escuelas del distrito nuevejuliense, en sus primeros grados. Esta año será la primera etapa y alcanza a más de 700 niños de 6 años.

La iniciativa surgió con la finalidad de realizar prevención entre los más pequeños a través de un Programa diseñado por los odontólogos que realizan tareas en las Salas Municipales,  dentro de la atención primaria entre Salud Pública y el área educativa, y que abarca a unos 700 niños de los primeros grados de las Escuelas Públicas, explicó el Dr. José Simonelli, Secretario  de Salud de la Comuna.

Los odontólogos que se desempañan en los distintos centros, serán los encargados de acercarse a las aulas para realizar las tareas preventivas y las técnicas a desarrollar este 2012.

Los profesionales encargados son Agustín Pereda,  Silvia Carrizo con tareas en el Centro de Salud Luján, Dina Brangeri, con actividades en La Niña y en el Centro Integrador Comunitario, y Betiana Faustino con misiones profesionales en 12 de Octubre y Barrio Diamantina.

Ello mismo explicaron como se irá desarrollando el programa.

El Dr. Agustín Pereda dijo que los profesionales llegarán con sus asistencia a los primeros grados de las escuelas para hacer hincapié en lo preventivo. Se procura interiorizar a los docentes y padres, agregó el facultativo. “Es importante que sepan que la boca es parte del cuerpo y aprendan el uso del cepillo de dientes”, añadió. Todo será a través de talleres.

La Dra. Silvia Carrizo explicó que el Proyecto fue recientemente aprobado en Educación por lo tanto todavía no llegó a la comunidad educativa. De cada alumno se hará la ficha odontológica para determinar su estado bucal para luego realizar un seguimiento.

En tanto, Dina Brangeri acotó que la ficha será una herramienta muy importante que ya que nos determinará las actividades al tiempo que nos permitirá conocer el grado de riesgo de cada niño. “La técnica a emplearse de la fortificación con flúor es sencilla, no costosa y efectiva”. “Es de resaltar el componente preventivo y los hábitos saludables que puedan incorporar los niños con la técnica del cepillado, la higiene y la alimentación”, concluyó.

A su turno, Betiana Faustino (embarazada que pronto estará de licencia por maternidad) explicó que trabajará en grupos y se recorrerá en forma ordenada todos los colegios en tarea dividida. Insistiremos en la técnica del cepillado por ser prevención,y ha crearles el hábito, de tal manera que se conviertan de multiplicadores de salud llevando esa modalidad a cada hogar. También esperamos que los docentes se sumen el el programa para que se conviertan en promotores de salud de tal manera que el proyecto se cumpla en forma más eficaz.