Los Concejales K critican el viaje del Intendente a Italia

Compartir

Lo hacen en un comunicado al que titulan "La Fiesta de Battistella"

A través de un comunicado denominado "La Fiesta de Battistella" los Concejales del FpV K señalan que mientras el Jefe Comunal nuevejuliense "anunció un viaje de placer a Europa, su gestión municipal pierde millones de pesos, paga bajos sueldos en cuotas, posterga a los proveedores; incumple servicios, colapsa basurales, demora obras, ignora demandas, acrecienta déficit en todas las áreas".
El mensaje que firman Guillermo Rodríguez, Noelia Gatti, Alberto Capriroli y María Elena Defunchio agrega que
"El Intendente con relatos y promesas de campaña, engaña a quienes quieren ser engañados y a nuevejulienses de buena  fe. Alarmó con la situación heredada en 2005, cuestión que se descubrió falsa con las primeras medidas que tomó al asumir, y que no hubieran sido factibles de ser cierta su fábula".
A ellos los Ediles dicen que  "Battistella inició su gestión con un Municipio sin déficit de servicios, con una economía saneada, con un plantel de 645, con un gasto salarial y horas extras que tenían baja proporción en relación a los  fondos disponibles, con poca diferencia entre sueldos políticos y del personal, con recursos en caja para abonar a los proveedores, con bajas alícuotas de tributos y sin haber creado nuevos, y con capacidad para asumir créditos".
El documento agregan que "Y terminó en 2011, con un resultado negativo de 6,3 millones de pesos, sin disponer de  8,1 millones que deberían estar en Tesorería, adeudando  3,7 millones a proveedores y con solo 250 mil pesos en caja para pagarles; con un quebranto acumulado de 9 millones de pesos en el servicio de higiene urbana, con una nómina de personal de más de 1050 (saturada de funcionarios, familiares y amigos partidarios) que sumado a un escandaloso número de horas extras absorben el 70 % de los recursos de libre disponibilidad, con decena de monotributistas, pagando leasing con altos intereses, con triplicada presión fiscal por más altas alícuotas y por nuevos gravámenes, y sin capacidad     crediticia".
"El descontrol suma también, 48 expulsiones de funcionarios en seis años. Si Battistella hubiera debido ceder la       administración municipal, el 10 de Diciembre de 2011, su sucesor ¿haría lo que él hace?:¿echaría empleados, pagaría  sueldos por mitades, postergaría abonar a los proveedores, reduciría servicios, quitaría asistencias, suspendería
tareas, minimizaría obras? ¿Culparía de la debacle a una supuesta menor coparticipación, que es otra falacia?"
 En 2005, el riesgo financiero y operativo del Municipio de 9 de Julio era inexistente. Hoy el desequilibrio es
crónico, pues el mandatario impone políticas que no buscan el bien común, además de ser notoriamente improvisadas,
ineficaces e ineficientes. El bajo impacto social que generan los magníficos recursos de que dispuso en seis años – casi 350 millones de pesos por más coparticipación y por más del 300 % de presión fiscal - ocurre por que ordena medidas sin recurrir a procesos participativos, negando el acceso a la información pública e impidiendo que vecinos y entidades intervengan  en el diseño, implementación y control de iniciativas consensuadas".
"Los equilibrios municipales deben lograrse atendiendo las demandas de las mayorías, cuestión que incumple la actual   gestión, que usa fondos aportados por los vecinos más en favorecer a la corporación política y económica, que en       mejorar la calidad de vida colectiva. No solo lo afirmamos, lo piensa mucha gente, es evidente que el Intendente Battistella atrasa a 9 de Julio al ránking de los distritos bonaerenses más postergados", concluyen.