Los Colegios y Jardines de Infantes reciben agua de ABSA con arsénico


La empresa ABSA, en cumplimiento de la orden judicial que le indica que debe entregar agua potable en los establecimientos educativos y a la población, suministra líquido con arsénico. Los análisis fueron realizados por el Ministerio de Salud bonaerense.
Así se desprende del informe que diera a conocer la titular de Bromatología de la comuna nuevejuliense, Lic. Eliana Elizagoyen durante la reunión de la  Comisión Fiscalizadora del Agua que realizó esta noche en el Salón de las Américas de la Comuna Nuevejuliense.

Tras la introducción del Secretario de Salud, José Simonelli advirtiendo que los resultados de los análisis del agua de distintas tomas «son preocupantes desde el punto de vista sanitario», adelantó que se enviaron copias de los resultados a la Defensoría del Pueblo de la Provincia y al Tribunal en Mercedes, que entiende en el Amparo Judicial.

Por su parte, la joven funciomaria, dijo que «se tomaron 19 muestras, algunas de ellas en hogares cercanos a los pozos de agua de ABSA, otras se tomaron de cisternas de escuelas, y jardines de infantes y cisterna de la ofdicina comercial de ABSA,  (las que la empresa puso a disposición de la población en la Avda Avellaneda casi Edison) y se tomaron en las canillas de Antártida Argentina y Mitre y en las plantas de ósmosis inversa de Ciudad Nueva» (las que instaló la CEyS).

Al respecto indicó que «los resultados no fueron demasiado favorable», ya que del total de las muestras 11, resultaron que el agua es «NO POTABLE» con un promedio de 0,09 mm por litro de arsénico.

A ello, Elizagoyen siguió diciendo que  6 de las 8 muestras tomadas en los hogares, también resultaron ser NO POTABLE con valores más altos, pero lo más preocupante es que las muestras tomadas en los jardines de infante y de las escuelas donde están las cisternas que ABSA provee de agua, dieron 0,09 mm  por litro de agua de arsénico. Esas muestras se tomaron a azar.

Por el contrario ,el agua de las cisternas ubicadas en Plaza Italia, frente al Hospital Julio de Vedia y en la Sala de Irigoyen y Laprida «ES POTABLE». También la de las canillas de Antártida Argentina y Avda. Mitre, y las de las plantas de ósmosis inversa.

Es de resaltar que las muestras se realizaron con los procedimientos  que el Ministerio de Salud bonaerense enviara a Bromatología y los análisis fueron realizados por dicho ente bonaerense y se incluyeron análisis microbiológicos.

Según se supo, los establecimientos más afectados son la Escuela de Comercio y el Jardín 909.

Por su parte, en nombre de los usuarios e integrante de la Comisión, Luis  Belloni, señaló que la gran pregunta que debe responder la empresa servidora es «de donde extrae el agua que coloca en las cisternas, de que pozos».