jueves, septiembre 23, 2021

Tras la polémica, las clínicas y sanatorios suspendieron el cobro de copagos

Luego de la polémica entre entidades de usuarios y cámaras empresarias, las clínicas y sanatorios decidieron suspender el cobro de copagos en las prestaciones médicas. En 9 de Julio nunca lo aplicaron las clínicas, en tanto, el Círculo Médico a través de su Presidente Dr. Omar Fons  señaló a Cadena Nueve que el adicional no correspondía ya que no se había autorizado.
Así lo anunció Jorge Cherro, el presidente de ADECRA, una entidad que agrupa a sanatorios y clínicas, y dijo que se tomó esta medida como gesto de buena voluntad tendiente a reiniciar las negociaciones con las empresas de medicina prepaga.
“Como muestra de buena voluntad los sanatorios que están cobrando copagos dejarán de hacerlo”, afirmó Cherro, presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina, a través de un comunicado.
Agregó que “el tema había tomado una gran dimensión; este es un problema entre empresas privadas y entiendo que la situación se está encauzando”.
Las partes reiniciarán las negociaciones para intentar superar el conflicto que desencadenó el cobro de copagos, y para encontrar una solución a la “deuda” que las prepagas mantienen con las clínicas y sanatorios privados.
Las empresas de medicina prepaga aseguran que para mantener el servicio deben incrementar las cuotas de los afiliados en un 5,5 por ciento para cubrir los mayores gastos que reclaman las prestadoras médicas.
Ejecutivos de la cámara de empresarios de medicina prepaga se reunieron este lunes con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno para definir si les autoriza el aumento que reclaman.
Las tarifas que tienen las prestadoras oscilan entre 10 y 20 pesos para una consulta médica, entre 20 y 25 en el caso de una práctica de baja complejidad como una radiografía o una ecografía y entre 40 y 50 pesos una más compleja, como una resonancia magnética o una tomografía.
No sólo las empresas de medicina prepaga aguardan la determinación de Moreno, sino también las clínicas, sanatorios y demás entidades prestadoras del sistema nacional de salud.
Según las empresas privadas, las prepagas se mostraban renuentes a pagar sus servicios con aumento (estacional) y que por ese motivo iban a comenzar a exigir copagos de entre 5 y 50 pesos a los afiliados.
Por su parte, las prepagas, argumentando mayores costos, insistieron en la necesidad de subir las cuotas e incluso reclamaron que el permiso oficial tenga retroactividad al 1 de marzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias