Peregrinación a la Virgen Milagrosa de Salta

Compartir

Será del 12 al 16 de abril

Una peregrinación hacia el santuario de la Virgen de Salta María Inmaculada Madre del Divino Corazon Eucaristico de Jesús,  se está organizando desde 9 de Julio, para viajar en contingente el 12 de Abril con regreso el lunes 16.

El punto de las oraciones es el lugar denominado Tres Cerritos a las afueras de la capital de esa provincia norteña con peregrinos que llegan desde todos los lugares del país, y también desde el exterior, sobre todo de Uruguay, Chile, Bolivia, Paraguay y Brasil.

El grupo de 9 de julio que se está conformando debe alcanzar un mínimo de 42 feligreses para que un omnibus de la organizaciòn salga desde la Terminal local. De no sumar es cantidad de viajeros se deberán desplazar hacia, Alberti o Chivilcoy y se sale desde alli.

La Virgen, que se ha manifestado a través de la Señora María Livia Galleano, esposa de familia que comenzó a recibir a la madre del Señor en su hogar, desde las oraciones y tras esas vivencias le fue marcando el camino a seguir, incluido la construcción del Santuario en el sitio donde hoy se emplaza.

María Livia, tras haber sido sometida a estudios psiquiátricos y demás observaciones sobre su personalidad y relatos ha movilizado al Vaticano quién está estudiando el fenómeno antes de un pronunciamiento.

Una breve historia señala que,  María Livia Galliano de Obeid es una mujer casada desde el año 1970, madre de tres hijos. Su vida hasta el año 1990 fue muy simple, como ama de casa cumpliendo sus deberes y llevando una vida muy tranquila y feliz en su hogar con su esposo y sus hijos.

Ella nunca imaginó ver a la Virgen y nunca lo pidió.

A principios del año 1990 comienza a tener las primeras manifestaciones sobrenaturales, siendo ella misma la primera sorprendida.

Un día escucha una voz interior que le habla, esta voz es extraordinariamente hermosa y sobrenatural, e inmediatamente produce un cambio en su corazón.

Estos coloquios se suceden a partir de allí con frecuencia. La voz que le habla se presenta como la “ Madre de Dios”. 

La señora al principio no comenta de esto a nadie, ella quiere guardar este secreto que tiene con la Madre de Dios; no obstante esto, aunque lo disimula muy bien, hay un cambio muy elocuente en ella, porque siente un inmenso deseo de recogimiento y una gran felicidad en su alma.

Sin embargo, poco tiempo después, movida por un gran deseo de compartir esta dicha y felicidad, siente la necesidad de confiarse a su esposo y a su hija mayor, y lo comparte también con su pequeño entorno familiar, padres y hermanos; lo hace de manera espontánea y natural.
En ese entonces María Livia reflexiona en su interior y piensa que esto no va a trascender mas allá de la intimidad de su alma.

Con este pensamiento ella abre cada vez mas su corazón a la Santísima Virgen; y el diálogo entre ambas se va haciendo cada vez más íntimo. Hoy miles y miles de creyentes viajan a Salta a dar Testimonio. …varios de ellos son de 9 de julio y la zona.