Hace 199 años nacía el Escudo Nacional

Compartir

Fue una decisión de la Asamblea del Año 13

El nacimiento del Escudo Nacional tiene su origen por una decisión de la Asamblea Constituyente del año 1813 que encomendó al diputado por San Luis, Agustín Donado, para que llevara a cabo la materialización de un sello oficial destinado a legitimar las resoluciones de la Asamblea, en reemplazo del utilizado durante el gobierno del virreinato del Río de la Plata.
El decreto del  12 de Marzo de 1813  fue firmado por Hipólito Vieytes y Tomás Antonio Valle, secretario y presidente respectivamente de la Asamblea.

Tras algunas modificaciones un tanto caprichosas en el diseño del escudo, finalmente fue sancionado el diseño actual el  24 de Abril de 1944 mediante decreto ley Nº 10.302 del Poder Ejecutivo Nacional, estableciéndose que se use exclusivamente el diseño original.

La forma implícita del cuerpo de este escudo (uno de los primeros escudos del continente americano) se corresponde con la vista del perfil superior de una cabeza humana ya que a ella se acomoda una laurea. Tal escudo elíptico se halla dividido en dos campos: el de la mitad superior es de esmalte azur (azul celeste) y el de la mitad inferior es de esmalte plata (blanco), es decir: los colores de las franjas de la Bandera Nacional.

 

A este diseño basal se suman otros símbolos. A los antebrazos  humanos que estrechan sus manos diestras se le atribuye el hermanamiento de las Provincias  (Unidas del Río de la Plata)  antecedentes directos de la actual República Argentina; el gorro frigio o barretina catalana dirigido hacia la izquierda (signo jacobino) , de gules (o punzó), simboliza la libertad  y está sostenido por ambas manos de una pica vertical simétrica en medio de los campos del escudo que simboliza el compromiso de las provincias de defender la libertad (en la Antigüedad romana existía la ceremonia por la cual alguien era reconocido libre al ser tocado con una pica en su cabeza). El Sol de Mayo que en el escudo está ubicado cual timbre en forma de  Sol Naciete acorde con las frases del Himno Nacional: Se levanta sobre la faz de la Tierra una nueva y gloriosa Nación, tal sol está predominantemente pintado en esmalte oro, y dibujado con rayos rectos y flamígeros alternados simboliza la nueva nación. Los laureles dispuestos como coronando la cabeza de todo argentino o argentina representan la victoria y triunfo en el logro de la independencia, y como reza el mismo Himno, deben ser mantenidos. Por último, la cinta en forma de moño (otro signo de unión) con los colores azur (en este caso: azul-celeste) y plata (blanco), los mismos de los cuarteles del escudo, representan la nacionalidad argentina que se emblematiza en los colores de un cielo diurno.