Los bomberos «brindaron con la manguera»

Entre la  madrugada y las 4 de la tarde, en 9 lugares distintos de la Ciudad se incendiaron un auto y pastizales. Para evitar la propagación y extinguir el fuego para que no provoque daños en bienes y viviendas, trabajaron sin parar varias dotaciones que se desplazaban de un lugar a otro en un abrir y cerrar de ojos. Mientras terminaban la tarea en una localización ya le avisaban del fuego en otro predio. Si bien se desconocen las causas, no se descarta la pirotecnia como causante de los mismos.

El primero fue a las 5,15 de la madrugada. Un Citroën 3 CV se incendió en Garmendia y Tomas Consentino (ex-Río Uruguay).  Luego, a media mañana a las 10,45, debieron apagar el fuego de un terreno en Guido Spano y Saavedra, en Ciudad Nueva. Más tarde, pasada la hora 12,10, el siniestro fue de  un baldío en Heredia al 758, casi la Rioja. Una dotación trabajó en el lugar. De ahí debieron desplazarse hacia Yapeyú al 1.300, para otro incendio de pastizales. Luego, a las 13,20, viajaron hacia la Ruta 65 a la altura del puente que la cruza con la nacional 5, en cercanía del «Descanso a la Virgen».  Diez minutos después, otra dotación fue a Compairé y Coronel González. También ardían pastos. Una vez apagado el fuego y cuando estaban arribando al cuartel, salieron para Cavallari y Juan XXIII,  por un hecho similar. Y más tarde,  se trasladaron hacia La Rioja y Alicia Moreau de Justo en cercanías de la rotonda de acceso a la ciudad por Avda Mitre y Ruta 65. El último, en Agustín Alvarez y Urquiza, fue a las 18,10.