martes, julio 23, 2024
martes, julio 23, 2024

Caso Fernando Báez Sosa: la decisión de los jueces

Se conocerá el 6 de febrero, quienes son los tres que dictarán el veredicto y qué deben considerar en la sentencia

Tribunal Oral Criminal Nª 1- Dolores- Emiliano Lázzari – María Claudia Castro – Christian Rabaia

Tres abogados, especializados en el derecho penal son los jueces del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Dolores sobre los cuales se posa la mirada para escuchar a las 13 hs. del 6 de febrero venidero su veredicto y sentencia sobre el denominado Caso Fernando Báez Sosa.

La causa lleva el número 629 y se caratula o denomina ‘Thomsen y otros’.

Los Magistrados ya han escuchado a las partes; es decir, la Fiscalía y los abogados de los padres de la víctima, han pedido la pena de prisión perpetua.  Por su parte, el letrado de los 8 imputados sostuvo que no hubo ni intención de matar – lo que se llama dolo – ni premeditación de hacerlo a través de un sistema organizado para ello. Al no haber delito, deben ser absueltos, y fue más allá ya que señaló que a todo evento se aplique la pena de ‘muerte en riña’ y/o delito preterintencional, que se quiso pegar pero no matar.

Sobre lo visto, oído, escuchado, propuesto y constancias del expediente, deberán resolver.

Ese veredicto y fallo se debe ajustar a lo que señala el Código de Procedimientos de la Provincia. Según el artículo 371 tiene que responder cinco preguntas sustantivas:

1 – Se probó la existencia del hecho en su exteriorización.

2 – Está acreditada la participación de los procesados en el hecho.

3- Hay eximentes de responsabilidad de cada uno.

4 – Se observan atenuantes (paliativos).

5 – Existen agravantes.

Es de tener presente que para ir respondiendo a esa preguntas se apoyan en las pruebas. Aquellas que no son concluyentes serán analizadas por la denominada sana crítica racional.  Es decir, no se puede hacer de manera antojadiza. Deben fundamentarse acabadamente teniendo como base a la ciencia jurídica, y otras para hacerlo.

En relación a los jueces, la presidenta del Tribunal es una abogada oriunda de Azul y formada en la Universidad Nacional de La Plata. Fue Fiscal, en este mismo estrado o sala del homicidio del fotógrafo José Luis Cabezas, cuando Fernando Burlando – su papá fue Juez en La Plata y se recuerda que en el Proceso de Reorganización Nacional, dictó una pena de muerte a un procesado, cuya decisión se revirtió en la apelación, en 1978-  era el defensor de los condenados. La Dra. María Claudia Castro, en 2013,  dejó la función de fiscal para ocupar el cargo de presidenta del Tribunal Oral N° 1 de Dolores.

La magistrada integra junto a – entre otros jueces y entre ellas la Dra. María Elena Baquedano, natural de Facundo Quiroga- la Red de Jueces Penales bonaerenses, una entidad que “agrupa a magistrados y ex-magistrados del fuero penal bonaerense, comprometidos en la consecución de sus principios fundamentales: que trabajan en la defensa de la independencia del Poder Judicial, así como la protección y promoción de los derechos humanos en el sistema penal.

Actualmente, Castro integra la comisión directiva de la entidad, es catedrática de esa Red de Jueces Penales bonaerenses, capacitadora de otros funcionarios judiciales en la Suprema Corte de Justicia y profesora universitaria.

Quienes la conocen, destacan su solidez académica.

Otro juez es Emiliano Lázzari. Oriundo de La Plata. Se formó en la Universidad estatal. También forma parte de la Red de Jueces Penales bonaerenses. Además de integrar el tribunal se desempeña como juez Correccional de Dolores. Y en esa tarea condenó a un motociclista de General Belgrano a seis meses de prisión en suspenso por hacer wheelie con una moto. En la sentencia del juicio abreviado, el magistrado sostuvo que la figura penal que correspondía aplicar al acusado era la de un delito contra la seguridad pública, debido que había realizado dicha prueba de destreza a pocos metros de una familia que abordaba su automóvil.

Esas destrezas o wheelie se las suele ver en muchas calles no solo de la ciudad de Nueve de julio, sino de otras ciudades de la zona.

En tanto, el tercer integrante del Tribunal Oral N° 1, Christian Rabaia, vicepresidente de ese cuerpo, asumió dicho cargo en 2019. Antes se había desempeñado en la fiscalía a cargo de Gabriela García Cuerva, que tuvo a su cargo el juicio oral que terminó con la condena del asesino del joven discapacitado Mauricio Ponce de León, ocurrido en 2008, en Chascomús. Es de Quilmes y estudió en la Universidad Nacional de Buenos Aires.

Desde que asumió como juez del Tribunal Oral N° 1, Rabaia intervino en juicios que terminaron con las condenas a un estafador que se hacía pasar por funcionario de la Dirección Nacional de Migraciones para extorsionar a los dueños de los supermercados chinos del Municipio de la Costa y contra un vecino de Santa Teresita que distribuía videos de menores que eran víctimas de abusos sexuales.

Un detalle para tener en cuenta sobre la sentencia. Uno de los tres jueces redacta el voto. Habitualmente, el orden de votación se sortea por secretaría. Debido a que constituye una cuestión relacionada al funcionamiento interno del tribunal, no se sabe quién lo hará.

En toda sentencia y veredicto el primer voto define el rumbo de la sentencia, los fundamentos y las pruebas.

Resulta clave porque no debe dejar ningún resquicio que, eventualmente alguna de las partes pueda utilizar como fundamento en caso que presenten un recurso, lo que es altamente probable que ello suceda.

Los colegas del juez que dicte el primer voto, pueden aplicar su criterio y, en caso de no estar de acuerdo, redactar un voto en disidencia, que puede ser parcial o total.

El veredicto se conocerá el lunes 6 de febrero, a las 13. Será Justicia!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias