lunes, febrero 6, 2023
lunes, febrero 6, 2023

El año 2022 fue el octavo con más sequía en toda la historia del país

Surge de un informe del SMN y entre las ciudades afectadas Nueve de Julio tuvo una régimen de lluvias muy por debajo de lo normal para la pampa húmeda

La falta de lluvias a lo largo de 2022, bajo el fenómeno de La Niña, que transita su tercer año consecutivo, golpeó duramente al país y especialmente a la zona núcleo de la provincia de Buenos Aires.

Tras meses de fuerte sequía, se espera que este año vaya mejorando el panorama, aunque 2022 cerró con un récord doloroso para la Argentina, que registró el octavo año más seco de toda su historia. No obstante, para el verano no se aguarda mucha precipitación. Por el contrario se adelanta que habrá altas temperaturas.

En ese cuadro está el distrito de Nueve de Julio, que no es el único. Todos sus distritos limítrofes está en un cuadro similar.

De acuerdo a datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), el año pasado tuvo valores de precipitación de hasta 500 y 600 milímetros por debajo del promedio en sectores del Litoral y región Pampeana.

Si bien las lluvias acumuladas en todo el territorio bonaerense estuvieron por debajo del promedio, la región centro y la que rodea a Patagones fueron las más beneficiadas.

En cambio, la franja norte desde el límite con La Pampa hasta el conurbano, registró en el año entre 200 y 600 milímetros menos de lo normal.

Entre otros, los municipios afectados por las bajas lluvias, además de Nueve de Julio,  están General Villegas, Ameghino, Pinto, Alem, Arenales, Colón, Pergamino, Rojas, Lincoln, Gral. Viamonte, Junín, Tejedor, Bragado, Alberti, Chacabuco, Salto, San Nicolás, Ramallo, San Pedro, Arrecifes, Capitán Sarmiento, Baradero, Zárate, Carmen de Areco, San Antonio de Areco, San Andrés de Giles, Exaltación de la Cruz, Mercedes, Navarro, Suipacha, Chivilcoy, Carlos Casares, Cañuelas, Lobos, Veinticinco de Mayo y Chascomús.

El fenómeno de La Niña fue el principal forzante para impedir la formación de lluvias en gran parte del territorio. Con temperaturas elevadas y escasas precipitaciones se agravaron las condiciones de sequía, que impactaron en la zona núcleo y la región central del país. De hecho, Argentina registró el quinto diciembre más cálido desde 1961.

La última primavera, tanto el este bonaerense y un sector del sur santafesino fueron las zonas que recibieron los menores milimetrajes: en los tres meses no se superaron los 100 mm. Y un ejemplo de ello fue Pergamino, con 148 mm, la cuarta primavera menos lluviosa en 110 años.

El SMN, en tanto, advirtió que en el primer trimestre se espera para la mayor parte de la provincia de Buenos Aires lluvias dentro de los parámetros normales. En parte, seguramente, porque existe sólo 50% de probabilidad de que se mantengan las condiciones de La Niña y comience a debilitarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias