domingo, febrero 25, 2024
domingo, febrero 25, 2024

Homenaje a los padres y a quienes honran el rol de la paternidad

En general, la tradición católica europea lo conmemora el 19 de marzo, día de San José, padre de Jesús

El Día del Padre es una celebración o un homenaje dedicada a los padres y a quienes llevan adelante el rol de la paternidad.

En general, la tradición católica europea lo conmemora el 19 de marzo, día de San José, padre de Jesús. No importa el día de la semana que fuere. Lo celebra.

Sin embargo, varios países europeos -como Francia o Reino Unido-  y la mayoría de países iberoamericanos, adoptaron la fecha estadounidense, por lo que actualmente festejan el Día del Padre el tercer domingo de junio.

Y tomando como ejemplo de hombre y vida a San José, dejan para el 18 de marzo la celebración del Día del Hombre, que internacionalmente se celebra el 19 de noviembre.

En ese contexto, Argentina adoptó la fecha de junio.

A todo esto, hubo un antecedente vinculado a San Martín que no prosperó. Por el ‘El Padre de la Patria’ se intentó que la celebración fuese en agosto.

Pero más allá de las fechas, la celebración tiene el sentido de rescatar la misión de un padre y quienes llevan adelante el rol de paternidad en cada familia y en la sociedad en su conjunto.

En primer lugar, todas las personas somos hijos, con esa condición nacemos y en consecuencia tenemos un padre. Ese ser puede estar presente o ausente. Pero tenemos un padre.

Por ello, la fecha se convierte en un día muy especial para homenajear a nuestros padres, decirles cuánto los queremos o extrañamos o añoramos y lo importantes que son para la vida diaria en la crianza, adolescencia o adultez, por lo que se pretende en resaltar la trascendencia de la figura paterna en la vida de las personas, destacando su rol en la integración y el mantenimiento del núcleo familiar.

Este domingo, también es una forma de reconocer y agradecer el amor y el esfuerzo que todos los papás -sean de sangre o del corazón o rol – pusieron en la vida de sus hijos.

Y la celebración, es decir poner un día bien arriba de los 365, un día, surge a comienzos del siglo XX, en Washington, Estados Unidos.

Allí, en 1909, vivió una mujer llamada Sonora Smart Dodd, quien, tras escuchar un sermón sobre el Día de las Madres -que allí ya se festejaba-, quiso homenajear a su padre, William Smart. Éste era un veterano de la guerra civil, que enviudó luego de que su esposa muriera tras dar a luz a su sexto hijo y criándolos solo en una granja rural. La fecha propuesta por ella fue el 5 de junio, día del cumpleaños de su padre, celebrándose el primer Día del Padre de la historia en 1909.

Es decir, un hombre asumió los roles de papá y mamá tras enviudar y no dudó en ponerse al frente de esa educación y formación.

Y hoy como ayer, muchos padres saben de olvidar o rescindir sus deseos o necesidades por el futuro de su o sus hijos.

Y esos padres, al verse y saberse como tales, comprenden la dimensión de lo su padre ha hecho por él.

En el ciclo de la vida, que se redescubre en cada celebración.

Para todos los papas, Muy Feliz Día!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias