viernes, diciembre 2, 2022
viernes, diciembre 2, 2022

El síndrome político de West

Escribe para Cadena Nueve, Ramiro Parra

Es una patología que alcanza a varios de los que llegan al gobierno comunal y sus edades son de adultos que comprenden y saben conscientemente de sus actos.

En medicina el síndrome de West, es una patología neurológica que afecta a niños menores de un año de edad. Es universal, ya que alcanza a bebes de cualquier nacionalidad y está en todos los continentes.

En cambio, el Síndrome político se circunscribe a un distrito bonaerense.

Este cuadro, nada dice de la enfermedad, que en política ha afectado la cabeza de algunos nuevejulienses que llegan al Sillón de Tomás West (también médico, pero no descubrió nada en medicina y fue el primer intendente de la ciudad) y se les originó como disparador de amnesia, que el mandato es transitorio y el comportamiento debe ser como la de buen vecino que administra intereses ajenos.

En política, el principal síntoma es el de ‘benepro’. Llevar adelante comportamientos en ‘beneficio propio’, y tiene efectos colaterales que se expanden al núcleo familiar y de amigos muy cercanos. También a funcionarios que han visitado el despacho donde se encuentra el Sillón de West. Su contagio lo ha llevado a similares comportamientos.

En ese contexto, el síndrome, es decir signos y síntomas, tiene algunas particularidades. No suelen pasar por consultorios con profesionales de guantes de látex en protección y cuidado de los pacientes. Por el contrario, los guantes son blancos, los llevan los pacientes y no visitan a centros de salud, tampoco concurren a consultorios con divanes que ayuden a ordenar ideas y comportamientos, en el diario vivir con ética incluida.

Mientras el Síndrome de West o Síndrome de Espasmos Infantiles es una enfermedad neurológica poco frecuente, el Síndrome Político de West que tiene localización bien determinada o graficada, se ha convertido en frecuente. Suele tener una duración mínima de 4 años, que puede extenderse al doble, y a algunos, con categorías de empleados jerarquizados estables, les puede alcanzar hasta los 65 años.

Hay una similitud entre la patología médica y la política.

En el síndrome descubierto por el médico británico William James West, se destacan dos grupos de pacientes que padecen esta enfermedad.

Uno esta cateterizado por la variante sintomática, la cual suele aparecer más en niños que en niñas y se afecta al cerebro por alguna causa conocida.

El otra, es el denominado criptogénicos, es decir, se presume una causa sintomática, la cual está oculta y no se puede demostrar.

Esta segunda es la similar a la política. Es la llamada cleptomanía, tiene su principal síntoma en el apoderamiento subrepticio de lo ajeno, el cual está oculto y no se puede demostrar, aunque su exteriorización es notable.

En el Día Mundial del Síndrome de West se llevan a cabo diversas actividades, entre las cuales se destacan la celebración de congresos, eventos musicales y deportivos, entre otros.

La recordación es el 10 de abril de cada año.

En el Síndrome Político, ante un nuevo aniversario del natalicio de un ex intendente nacido un 9 de abril, las actividades son tener presente los síntomas, evitar el contagio, que se expanda y denunciarlos… Y la amnesia, ha hecho que nadie hable del departamento construido en un espacio de dominio público y no debió venderse. Se debió demoler y nunca se supo de su destino.

Por la salud política pública, tener presente el Síndrome de West. Por la salud de los pequeños, también.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias