martes, agosto 16, 2022
martes, agosto 16, 2022

CARBAP: ‘Nuestro país por el rumbo equivocado’

Es un mensaje de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa al rechazar cualquier aumento en las retenciones y restricciones a la comercialización de productos del campo

Desde la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa rechazamos cualquier tipo de aumento en las retenciones y restricciones a la comercialización de productos del campo los cuales dejan en evidencia nuevamente el rumbo equivocado que ha tomado este gobierno.

Iniciar una “guerra contra la inflación” sin conocer la real situación de la misma, ni los motivos que la provocan, y aun mas, no intervenir sobre ellos, nos permite vislumbrar la escasa posibilidad de éxito de la misma. Frente a una emisión de dinero descontrolada, un gasto excesivo del Estado, inexistentes señales de la política en bajar su presupuesto, y con la única receta en aplicar cada vez más impuestos sobre los que producen, nuestro país transita por un sendero de difícil retorno.

Los gobernantes tienen las herramientas para impedir los aumentos en los alimentos, muchas de ellas resorte del Gabinete Económico,  como la baja del IVA, el control inflacionario, o la baja de impuestos y tasas distorsivas.

Las permanentes contradicciones del Ministro de Agricultura y sus secretarios, dando cuenta de acciones en un sentido y al poco tiempo desdiciéndose de las mismas, o intentando justificar decisiones contrarias con palabras vacías de contenido.

En este contexto mundial, es indispensable dar señales claras y precisas al sector productivo para que pueda desarrollar todo el potencial necesario para proveer de alimentos a los argentinos y al mundo. Pero una vez más, desde el andén los productores y el país en su conjunto, ven pasar el tren de las oportunidades que a nuestro país le brindan la coyuntura y los mercados.

Se podrían dar señales para producir más trigo, pero se opta por crear un fondo para intervenir en la cadena comercial del mismo.

Se podrían dar señales para producir más carne pero se prohíbe exportar cortes y se presiona a los actores de la cadena comercial con amenazas de no exportar carne. En un país que consume el 80 % de lo que produce.

El campo está volviendo a inquietarse, y analizando en asambleas y encuentros el grave destino  que este rumbo le depara al país.  Siempre lo hemos dicho, el campo es parte de la solución y no del problema. Aún es tiempo de reaccionar, es cuestión que se empiece a hablar con verdades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias