martes, septiembre 28, 2021

Cuando las ideas no surgen: 7 estrategias para aprender a ser creativo

El mensaje práctico de Mariana Lucarelli*

La inteligencia puede definirse de diferentes maneras, Howard Gardner, un psicólogo estadounidense dice que es “la capacidad de resolución de problemas y la elaboración de productos que sean valorados”. Este autor desarrolló una famosa teoría de inteligencias múltiples, en la cual sostiene que no puede hablarse de una única facultad intelectual sino de ocho distintas: lingüística, intrapersonal, lógico-matemática, interpersonal, musical, naturalista, corporal y espacial. Esto ha permitido una visión de la inteligencia mucho más amplia.

Pero, ¿Qué es ser creativo?, es tener la capacidad de crear. Una idea es una representación mental que surge de la imaginación de una persona. Necesitamos ideas para nuestro trabajo, para desarrollar un proyecto, para diseñar una habitación, para hacer un discurso, la tarea de la escuela, un producto nuevo, agregar características distintas a un servicio, una promoción que aumente las ventas, que nos diferencien del resto.

Y llegamos al punto de entender ¿Qué es la inteligencia creativa?, es el resultado de combinar intelecto con imaginación.

A todos nos pasa, que hay días que no se nos ocurre nada, que sentimos un bloqueo total y si estás obligado a una fecha para la entrega de esa creación, peor aún. En momentos así, es útil conocer estudiosos que analizaron estos temas, que nos ayuden a salir de este encierro mental.

A diferencia de lo que muchos piensan la creatividad puede desarrollarse, se puede aprender a ser creativo

Franc Ponti, es un profesor que ha ejercido en varias partes del mundo, una eminencia en neurociencia, doctorado en Economía y Empresa. Visitó Argentina en 2018, en el 25º aniversario del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca. El doctor Ponti propone siete estrategias o pasos para impulsar la creatividad. Estos son:

  1. Tiempo para pensar: si llegas al final del día haciendo todo lo que estaba en la agenda y no te tomaste un momento de reflexión, es difícil que puedas ser creativo. Por eso propone practicar meditación, dar paseos, observar el lugar, los colores, asociar formas.
  2. Desafiar convencionalismos: afrontar lo que parece obvio, intentar ver las cosas de otra manera. No seguir los mismos caminos. Si siempre hacemos lo mismo, siempre obtendremos el mismo resultado. Por ejemplo, tratar de usar otros medios o tecnologías, cambiar.
  3. Conectar con los demás: esto es aprovechar la inteligencia que nos rodea, consultar a otras personas que trabajan en lo mismo (colegas) y también de áreas diferentes. Me pasa en mi actividad profesional, contador público, tener que resolver temas que no conozco, por ejemplo: impuestos de una determinada actividad económica, y consultar a otros contadores, como así también a profesionales de otras ramas (abogados, escribanos, administrativos, especialistas en sistemas), obteniendo una visión mucho más amplia, que llevan a resolver cualquier dificultad.
  4. Trabajar en forma creativa: esto es generar gran cantidad de ideas, explorarlas y seleccionar las mejores. Nos pasa que, al pensar, desechamos ideas. Debemos tomarlas todas, no juzgarlas en un primer momento, anotarlas, y luego de la combinación, comparación o de las modificaciones, puede surgir una gran creación.
  5. Comprender las emociones y transformarlas en creaciones: si no se siente una idea, o se la vive, es imposible imaginar o crear algo. Si tengo un negocio de diseño de ropa para bebes, pero nunca hablé con una mamá de sus necesidades, de lo que es más cómodo, de las texturas que pueden dañarlo, o con un pediatra, puedo tener una idea brillante, pero al llevarla a la práctica puede que no sea viable.
  6. Hacer lo que nos gusta: si nos proponemos hacer algo, y le ponemos ganas y pasión, seguramente lo lograremos. En lo personal, estudiar cosas, ver aspectos diversos sobre lo que trabajamos, si nos apasiona, seremos seguramente los mejores. Trabajar a disgusto, sin motivación, hace que las horas laborales realmente sean tediosas.
  7. Aprender a colaborar: la tendencia del ser humano es a competir, abandonar esa manera de trabajar y acercarnos a la colaboración, al trabajo en equipo, compartiendo pensamientos diferentes, seguramente llegaremos a mejores resultados.

Te invito a recorrer este camino de la mano del profesor Ponti, a darte tiempo para ser cada día más creativo, a compartir con otros, que no te dé vergüenza averiguar o preguntar, a buscar eso que te motive, que te brinde alegría; para aplicarlo a tus estudios, al trabajo, a tu arte, a tu empresa, a un proyecto. Seguro se te ocurrirán ideas muy innovadoras, no lo dudo.

Fuente de la información:
Libro Inteligencia Creativa – Franc Ponti y Lucia Langa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias