Localidades del distrito de Lincoln son visitadas para registrar en ‘Vacunate’ a la población que no lo ha hecho

En el distrito de Lincoln, esta semana se dio inicio el operativo para continuar con la implementación del Plan de Vacunación Provincial en algunas localidades.

En una acción conjunta entre la Municipalidad con referentes provinciales de Región Sanitaria III y organismos Nacionales y Provinciales, se está haciendo una visita puerta a puerta en Martínez de Hoz, Roberts y Pasteur para garantizar la inscripción de todos los habitantes mayores de 18 años de cada localidad que tengan voluntad de vacunarse contra el coronavirus.

Según indicaron funcionarios de la Secretaría de Salud y referentes provinciales de Región Sanitaria III, el operativo continuará con este registro y relevamiento voluntario en todas las localidades para facilitar la llegada de vacunas al Distrito de Lincoln y posibilitar que los vecinos y vecinas puedan aplicarse la vacuna contra el Covid-19 en las respectivas Unidades Sanitarias, sin necesidad de viajar a la ciudad cabecera.

Cabe destacar que la semana pasada, el intendente Salvador Serenal –junto al jefe de Gabinete, Ramón Parera y el secretario de Salud, Sergio Lorenzo- se había reunido con el titular de la UGL de PAMI – Lincoln, Omar Venero y el gerente de la UDAI de Anses – Lincoln, Santiago Comerón, para delinear el alcance y la cobertura que este operativo podría tener en todo el distrito. 

De acuerdo a lo manifestado por los presentes en aquel encuentro, la idea es “garantizar que los vecinos y vecinas que residen en las localidades puedan recibir la vacuna en las Unidades Sanitarias, sin necesidad de trasladarse a Lincoln, lo que genera una incomodidad y, en muchos casos, además es un impedimento para garantizar la aplicación de las vacunas”. 

Por su parte, el intendente Serenal destacó que “se trata de seguir haciendo esfuerzos desde el Estado tanto a nivel NacionalProvincial como Municipal para que las vacunas en la medida en que vayan llegando a la Región Sanitaria puedan alcanzar a la mayor cantidad de población posible, siempre respetando el orden de prioridades, con los adultos mayores primero y continuando con aquellos vecinos mayores de 18 años que tienen enfermedades preexistentes”.