A 68 años del deceso de un ex-concejal nuevejuliense cuando era secretario de Perón

Juan Ramón Duarte Ibarguren, Juancito o Juan Duarte, había nacido en el campo La Unión, Los Toldos en 1.914 y terminó con sus días el 9 de abril de 1.953, en Buenos Aires.

Fue político y era el hermano mayor de Eva María Duarte, que se desempeñó como secretario privado del presidente Juan D. Perón.

Fue empresario del cine y gestor del Fondo de Fomento Cinematográfico, institución que tuvo un papel fundamental en el desarrollo del cine argentino a lo largo de su historia. Fue empresario de cine, tenía el 25% de las acciones de la empresa Argentina Sono Film y gran parte de la empresa Emelco.

Gestionó y firmó el contrato de creación del Fondo de Fomento Cinematográfico, institución que tuvo un papel fundamental en el desarrollo del cine argentino a lo largo de su historia.

Por entonces, Los Toldos era una ciudad del distrito de 9 de Julio, y Juan Duarte fue integrante del Concejo Deliberante, recordaba el entonces intendente Jesús Blanco. Tenía 22 años, mencionaba en su relato.

Poco después de morir su padre, debió comenzar a trabajar con 16 años para aportar a la difícil situación económica de su familia, que en 1930 se había radicado en Junín buscando prosperar en la ciudad. Al comenzar a trabajar como viajante de comercio para la empresa de jabones Guereño, Juancito se convirtió en el principal sostén de la familia.

Con cinco años de diferencia entre ambos, Eva y Juan Duarte mantuvieron siempre una estrecha relación. Juan cuidaba a Eva, cuando ésta era una adolescente pobre intentando abrirse camino como actriz en la gran ciudad.

Cuando Eva conoció a Juan D. Perón en 1944, quien sería elegido presidente dos años después, y contrajo matrimonio con él, volviéndose una de las personas más poderosas del país, ella pasó a cuidar a Juan Duarte, dándole empleo como secretario privado de Perón.

Mantenía relaciones oficiales con dos actrices, Elina Colomer y Fanny Navarro, y decenas de evidentes aventuras que daban pie a su fama de mujeriego y seductor. «Hombre de la noche» tenía un palco permanente en el famoso salón de tango Tabarís. Lo llamaban el soltero más codiciado del país.

Juan Duarte estableció una estrecha amistad con Héctor Cámpora, conocido como Camporita, quien en 1973 sería elegido presidente de la Nación.

Juan Duarte y su inexplicable fortuna han sido relacionados con actos de corrupción y particularmente con tratativas con criminales nazis interesados en radicarse clandestinamente en la Argentina, luego de finalizada la Segunda Guerra Mundial.

El 26 de julio de 1952 Evita murió debido a un cáncer de útero. Juan Duarte sufrió mucho y fue profunda y sinceramente afectado por la muerte de su hermana.

Poco después, en noviembre Juan viaja a Europa, con el fin de atenderse una sífilis, pero los médicos le informan que es incurable.

El 9 de abril de 1953, tres días después de una declaración radiofónica de Perón, Juan Duarte apareció muerto con un disparo en la cabeza. Oficialmente se anunció que fue un suicidio. La oposición sostuvo que se trató de un asesinato. 

Según la investigación de Silvia Mercado publicada en su libro El inventor del peronismo, el periodista Raúl Alejandro Apold en persona habría sido el ejecutor de Juan Duarte.

Juan Duarte fue enterrado en la tumba familiar del Cementerio de la Recoleta, donde también se encuentra Evita.