El Currículum Vitae: ¿Cómo redactarlo si no tengo experiencia?

Compartir

En momentos de crisis como el actual, donde la tasa de desocupación se encuentra en un 11% según el Informe Técnico presentado por el Indec (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos), el 25 de marzo de 2021, sobre la población económicamente activa (PEA), que es la cantidad de personas que están en edad de trabajar de un territorio.

La situación aflige a muchas familias argentinas, más aún si los que desean encontrar empleo no poseen experiencia, siendo un requisito para la mayoría de los clasificados de búsqueda laboral.

Si te encontrás en esta situación, te voy a contar algunas estrategias para que puedas armar tu currículum y explicar lo que sabes hacer sin haber tenido un trabajo formal.

El Currículum Vitae es una descripción de datos, estudios y trabajos realizados, así como de las habilidades de una persona. Su función es presentarte de la mejor manera a tu futuro empleador.

Primero veamos la información que debe tener, aclarando que no es necesario determinado orden, sino que se puede armar según tu parecer y no hay reglas para esto.

Se aconseja que sea claro y conciso, sin superar las dos páginas, revisando que no tenga errores ortográficos, cuidando su diseño. En internet se encuentran muchas páginas web que ofrecen plantillas para armarlo.

Ejemplo de diseño:

CURRICULUM VITAE

Datos personales: nombre y apellido, lugar y fecha de nacimiento, dirección, teléfono, e-mail, redes si consideras que suman, sino omitirlas.

Estudios: acá podés contar donde los cursaste, las fechas, indicar el promedio si es bueno. También los estudios complementarios: cursos de informática, oficios, manipulación de alimentos, oratoria, idiomas, todo aquello que cuente en lo que estas capacitado.

Experiencia laboral: en esta parte detallas todos los trabajos que has realizado, la empresa y la tarea, también se indica la fecha en que tuviste empleado.

Idiomas: señalas los que conoces y tu nivel, si tenés el título conviene indicarlo.

Informática: manejo de Word, Excel, internet, correo electrónico, redes, o algún otro programa específico.

Otros datos:  agregas todo lo que NO contaste más arriba, si sabes conducir, si dominas algún oficio, o cualquier otra información que consideres.

Pero volviendo al tema del que hablábamos, ¿Qué escribo si no tengo experiencia?, o con pocos estudios; quedará un currículum muy corto, entonces se puede recurrir a ciertos recursos por supuesto sin mentir:

  • Resaltar habilidades, según la empresa a la que te estas postulando, por ejemplo: que sos responsable, colaborador, atento, activo, creativo, motivado (Destacar tus rasgos de personalidad).
  • Indicar referencias de personas, pueden ser profesores, o responsables de actividades voluntarias que hayas realizado. Los trabajos, aunque no sean pagos, cuentan a la hora de mostrar lo que sabes hacer. También si has colaborado en emprendimiento familiares.
  • No es necesario que los estudios estén terminados: detallar lo que estás cursando en este momento. Mostrarás tus ganas de aprender, tu esfuerzo, que podés adaptarte a las necesidades del empleador, mostrando una actitud abierta.
  • Especificar flexibilidad para trabajar en distintos horarios.

Tenés mucho para dar, sólo hay que encontrar la mejor forma de contarlo. –

“Siempre que te pregunten si puedes hacer un trabajo, contesta ¡Sí! Y ponte enseguida a aprender cómo se hace”. (Franklin Delano Roosevelt).

*La autora es Docente y Contadora Pública