Desde hace 209 años que la Escarapela puede ser usada como distintivo

Compartir

El 2 de marzo de 1812 es aprobada por el Triunvirato la Escarapela Nacional, el mismo dispositivo que Belgrano había propuesto para distinguir a su ejército.

Constaba de cintas de dos colores, celeste y blanco, enlazadas en forma de flor y se utilizaba puesta en los sombreros.

‘Es ahora que a partir de ser aprobada, toda la población podría comenzar a usarla como distintivo’, se señaló en la disposición hace 209 años.

Es de recordar que conforme consta en documentos el 13 de febrero de ese años, Manuel Belgrano le solicitó al Triunvirato para que se dictaminara el uso de la Escarapela Nacional con el objetivo de uniformar al Ejército Revolucionario y, a su vez, distinguirlo de los enemigos.

La escarapela es el símbolo patrio que nos une como pueblo, puesto que al usarla nos sentimos representados unos en otros, tomando conciencia de que más allá de las diferencias nos une el sentimiento y el sueño de una Argentina grande.

“Sea la escarapela nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata, de color blanco y azul celeste…”

Así reza un decreto del 18 de febrero de 1812, dado por el poder constituido por el Triunvirato formado por Manuel de Sarratea, Juan José Paso y Feliciano Antonio Chiclana, y Bernardino Rivadavia como secretario.