En todo el territorio bonaerense las Escuelas reciben la alegría de los niños en sus aulas

Compartir

El ciclo lectivo escolar comienza este lunes de manera presencial para los estudiantes de los niveles inicial y primario, y el 8 de marzo se sumarán los del secundario. La vuelta a clases abarcará a más de 4 millones de alumnos de 16 mil establecimientos.

El regreso a las aulas en el marco de la pandemia de coronavirus en este 2021 había comenzado en la provincia de Buenos Aires el pasado 17 de febrero con clases de apoyo para 1.100.000 estudiantes que tuvieron trayectorias discontinuas durante el año pasado, pero durante marzo ese número se cuadriplicará.

Sobre esa modalidad de apoyo, la Inspectora Jefa Distrital, Leonor Capriroli contó a Cadena Nueve su desarrollo y lo cuidados de docentes y alumnos ante la pandemia.

Para este 1| de marzo, la directora general de Cultura y Educación, Agustina Vila, indicó que “entre 4 mil y 5 mil escuelas estarían en condiciones de poder garantizar (las clases) todos los días de la semana cuatro horas”. Se trata de establecimientos con pocos alumnos o con suficiente espacio para poder garantizar el distanciamiento.

En tanto, otros colegios tendrán un esquema de alternancia escuela/hogar. “Durante la presencialidad se trabajarán los contenidos y se formularán y explicarán las consignas de trabajo para el hogar. Y durante el tiempo de trabajo en el hogar los y las estudiantes podrán hacer consultas a los docentes sobre las dudas que surjan o si requieren explicaciones adicionales. Cuando se vuelvan a reencontrar en clase, recuperarán todo lo hecho en la casa y seguirán adelante con la programación de contenidos”, explicó Vila.

En tanto, la misma docente Capriroli adelantó que el retor a las aulas tendrá estrictos protocolos. Entre las pautas principales están el uso de tapabocas de forma permanente, la ventilación de los ambientes, la limpieza frecuente y el distanciamiento (un metro y medio entre estudiantes y dos para con los docentes).

Por otro lado, si se detecta un caso sospechoso (o positivo) de coronavirus se aislará preventivamente al grupo de clase y se buscarán los contactos estrechos (serán considerados así los docentes que hayan estado con los estudiantes hasta las 48 horas antes de la aparición de síntomas). El regreso a la presencialidad se dará cuando se descarte el caso o, si da positivo el test, 14 días después de la aparición de síntomas o de la confirmación si se trata de un paciente asintomático.

“El protocolo de actuación frente a un caso sospechoso o confirmado de Covid va a estar en conocimiento de todas las familias y de los trabajadores y trabajadoras de las escuelas. Además, cada escuela tendrá a un referente del sistema de salud local que acompañe en la implementación del protocolo”, había adelantado Vila.

La trascendencia de este día es que se convierte en lunes histórico para el sistema educativo ya que comienza un ciclo escolar absolutamente distinto a todos los precedentes.

Las escuelas recibirán la alegría de los niños, con todos los requisitos de un protocolo de cuidado y protección mutua.

Habrá emociones ante un año de aulas cerradas y patios vacíos, y todo se mirará para comenzar a construir la nueva normalidad.

Protocolo y no de escribano, pero que dará fe pública, sumará tolerancia, comprensión, paciencia, puntualidad y compromiso ante  las nuevas pautas establecidas y la construcción será en el día a día.

A prepararse para crecer en tiempos de pandemia, y ello no significa cumplir años.La vida es aprendizaje constante y para ello, también hay que estar predispuesto.

Hoy es el comienzo de un gran desafío ya que son las Escuelas las que impulsan los cambios en cada sociedad.