Se cumplen 243 años del nacimiento de José de San Martín

Compartir

A 243 años del nacimiento del General Don José de San Martín, se sigue recordando a un hombre que luchó apasionadamente por la libertad de los pueblos americanos.

Supo hacerlo respetando a todos los seres humanos sin distinción alguna, luchando siempre en favor del valor mas sagrado que marcó su vida: “La libertad de los pueblos frente a cualquier intento de dominio imperialista”.

Detrás de sus cartas y escritos, no solo deja valores, después de pasar gran parte de su vida en España, con 22 años a su ejército, sino que no dudó en abandonar la carrera militar para acudir a su patria y ponerse al servicio de la independencia americana, fundamentalmente liberarla de la corrupción enquistada, de lo que poco se habla.

Tras 10 años de vida pública consiguió la independencia de Argentina, Chile y Perú. Encabezó una carga de caballería en San Lorenzo para despejar los peligros realistas que avanzaban del norte y del litoral argentino.

Con sus heroicos granaderos emprendió el Cruce de los Andes comandando el ejército de un país soberano que había declarado la independencia el 9 de Julio de 1816, que reclamaba permanentemente al Congreso de Tucumán, para no hacerlo como una simple rebelión contra el rey Fernando VII.

Su decisión fue crucial, razonada e imprescindible, como lo expresara ante Pueyrredón, aunque sabía que la empresa era difícil y casi imposible, no facilitada por el gobierno argentino que pocos recursos le proveía.

Con tenacidad y coherencia, dio sentido a su vida, tanto en el pensamiento como en la acción.

Pensaba en grande, debió enfrentar a un poder local de corta mirada luchando contra la desconfianza y las ambiciones personales de quienes debatían el modelo de organización nacional. Por momentos fue aceptado y admirado, “nunca fue amado ni verdaderamente popular” como afirmara el historiador Bartolomé Mitre.

Frente a la incomprensión de sus compatriotas se autoexcluyó exiliándose en Francia donde murió el 17 de Agosto de 1850, resignado a la soledad que precedió su gloria.

Su cruce de la cordillera más alta, con su estrategia sigue siendo modelo de estudio en tácticas militares en las formaciones de nuevos profesionales.

Frente a los difíciles momentos que vivimos, volver la mirada y tomar el ejemplo de San Martín, es una misión que tenemos todos los habitante de nuestra Argentina. Hoy nuevamente se impone la necesidad de la unión nacional para seguir siendo un país libre que no deje de mirar con grandeza y esperanza que todo futuro será mejor.