“Fuimos argentinos porque fracasamos en el intento de ser Latinoamericanos” a 100 años de su natalicio

Compartir

“Fuimos argentinos porque fracasamos en el intento de ser Latinoamericanos” a 100 años de su natalicio.

La frase de Jorge Abelardo Ramos recuerda a un dirigente político que naciera el 23 de enero de 1.921.

Durante los años 80 en la Argentina, se fueron olvidando los nombres de los grandes pensadores que nutrieron al peronismo, todos de gran talla y con grandes aportes, como Cadícamo, Scalabrini Ortiz, Jauretche y el mismo Jorge Abelardo Ramos.

Recién con Nestor Kirchner a principio de la primera década del siglo XXI se recuperó a uno de ellos, Jauretche, por descartes se releyó un poco a Scalabrini Ortís, algo menos a Disepolo, pero es innegable e indisimulable el esfuerzo de todo el campo nacional y popular, empezando por el peronismo de ocultar a quien sea quizás el mas prolífero de todos ellos (dejando fuera obviamente a perón, el mayor pensador latinoamericano de la historia).

El caso del Colorado Ramos es sinceramente muy triste, sobre todo para los mas jóvenes militantes, que se están perdiendo al mas indómito y apócrifo de este grupo de pensadores.

Creador de la izquierda nacional, se inició en el Partido Comunista Argentino, en un libro imperdible aún hoy: Historia del stalinismo en la Argentina (1969). Luego se hizo trotskista (una respuesta inexorable en primera instancia) pero enseguida se centró en los aportes de Trotski al pensamiento latinoamericano y difundió su obra con avidez de estudioso y con pasión militante.

En 1973 publica su Marxismo para latinoamericanos, en cuya Advertencia preliminar aclara “la idea rectora que ha guiado al autor en los últimos treinta años: el marxismo en América Latina será latinoamericano o no será”. ¿Acaso porque siempre tuvo conciencia que eso no sería nada fácil de cumplir, entre las citas con que inicia su Historia del Stalinismo en la Argentina puso una triste premonición del mismísimo Marx: “He sembrado dragones y cosechado pulgas”

con críticas muy duras y profundas a cipayos coetáneos a él, como el historiador Luna, Neustad, Grondona, entre otros. En los 90 dejó de ser un aliado externo al peronismo para incorporarse al Partido Justicialista, expresando

Ahora, el sistema mundial y local afectados, y sobre todo el concepto político cultural heredado de Europa y de Sarmiento, de que pobres, criollos, mestizos y provincianos no deben gobernar, se han puesto en movimiento para que Menem y el peronismo no asuman nuevamente el poder en 1995. Por eso y para que triunfe Menem, hemos resuelto dejar de ser aliados del peronismo e incorporarnos al gran ejército civil del 45, a fin de contribuir como simples soldados a la batalla decisiva que garantice el triunfo del presidente de la Nación
Es muy probable que esta haya sido su última publicación, ya que al poco tiempo murió. Ojala por le bien del campo nacional y popular y el de la patria toda, se vuelva a difundir su pensamiento.

Para Cadena Nueve, *Arq. Martín Banchero